Pasar al contenido principal
LOS CAZADORES HAN VUELTO AL MONTE

¡Fin de la huelga de cazadores en Guipúzcoa! A una semana de salir al campo

Oficialmente queda desconvocada la huelga de cazadores en Guipúzcoa que comenzó en el mes de marzo, tras haber conseguido firmar acuerdos satisfactorios con la Administración.
Los cazadores de Guipúzcoa durante una de las manifestaciones del mes de mayo. Los cazadores de Guipúzcoa durante una de las manifestaciones del mes de mayo.

Los cazadores de Guipúzcoa están de enhorabuena y es que finalmente, han conseguido hacerse escuchar en la Administración y alcanzar un acuerdo que beneficie a ambas partes, para volver a instaurar el orden cinegético en la región y reanudar la actividad que llevaba en paro total desde el mes de marzo. Las consecuencias de paralizar la actividad cinegética durante tanto tiempo han sido parte de las medidas de presión involuntarias que han intervenido en este acuerdo, ya que sin los cazadores, especies como jabalíes y corzos estaban fuera de control, poniendo de manifiesto así la verdadera necesidad e importancia de los cazadores para el equilibrio y convivencia entre fauna y seres humanos. 

 

Ayer la Federación Guipuzcoana de Caza desconvocó mediante un comunicado la huelga, tras haber conseguido acordar con la Administración la aprobación de la orden de vedas, la negociación de un convenio de caza mayor -especialmente enfocado en jabalíes y corzos-, así como el levantamiento de la prohibición de la actividad en Ulia -mediante la publicación en el BOE de la orden que permite cazar allí-. La Federación se mostraba satisfecha con el acuerdo conseguido y manifestaba que los cazadores “este fin de semana, a lo sumo el que viene, ya tienen que estar en el monte”. Joxe Angel Zaldua, presidente de la Federación Guipuzcoana, explicaba que “a partir de ahora los de caza menor pueden empezar a cazar y los de caza mayor irán terminando los trámites administrativos necesarios para salir al monte con toda la documentación en regla”. 

 

Vuelta al orden, vuelta a la caza

 

La caótica situación de la cinegética en Guipúzcoa ha acarreado numerosas consecuencias, por lo que la vuelta a la rutina se hará de forma “escalonada” y como manifestaba Zaldua, “intentaremos que se haga lo más rápido posible y para el mayor número de cuadrillas posibles. Las administraciones también nos dijeron que harían lo posible para hacer todos los trámites en el menor tiempo posible, así que en dos o tres semanas debería estar todo hecho”. 

 

No hay agricultura sin caza 

 

Las consecuencias de la huelga han sido muchas y muy notorias, a pesar de que algunos se mostraran escépticos ante lo que podría suponer un parón en las cuadrillas de caza. En apenas seis meses y medio que ha durado la huelga, las poblaciones de jabalíes y corzos se han multiplicado alarmantemente y los baserritarras (agricultores), se han convertido en co-protagonistas de las negociaciones ya que estaban sufriendo los desvastadores efectos de la falta de caza en forma de daños en sus cultivos. “La mitad de los municipios de Gipuzkoa han llamado a Diputación para que empecemos a cazar. Si no cazáramos, esto sería un desastre”, comentaba Zaldua. 

 

“Los baserritarras siempre dicen que tienen una actividad que no se puede llevar a cabo si aquellos que les ocasionan los daños, que son los jabalíes, no son controlados por los cazadores. Es un binomio, el mundo rural y la caza, que va junto. Sin cazadores los baserritarras no pueden llevar a cabo su actividad porque los animales salvajes les destrozan, les comen y les estropean todo. Alguien tiene que regular eso y ese servicio lo damos los cazadores. Cuando no cazamos los jabalíes bajan hasta los pueblos con el peligro que ello supone, porque pueden escapar o atacarte”, exponía el presidente de la Federación Guipuzcoana.