Pasar al contenido principal
Durante la celebración de las Jornadas ‘Mujer y Caza’

“Las mujeres no permitiremos que se ataque la caza”

La presidenta de AMFAR, Lola Merino, ha defendido la actividad cinegética durante la celebración de la II Jornada ‘Mujer y Caza’. Ha señalado que "las mujeres no permitirán que se ataque la caza, ni que se atente contra su forma de vida".
Mujer_Caza_Declaraciones_M Mesa redonda durante la celebración de la II Jornada 'Mujer y Caza' en Viso del Marqués.

Asimismo, dentro del marco de estas jornadas, la representante ha puesto en valor el papel ecologista, tanto del cazador como del agricultor. “Sin caza muchos de nuestros pueblos se quedarían sin sustento de vida, habría despoblación, aumentarían los accidentes de tráfico, duplicaríamos los daños en la agricultura y en la ganadería, dejaríamos de facturar más de 600 millones de euros anuales y acabaríamos con la conservación sostenible del medio natural”, ha puesto de manifiesto Merino en Viso del Marqués.

Las vías económicas y laborales que la caza abre en el mundo rural son amplias. Se traducen en una contratación directa de personal en estas zonas equivalentes a 9.780 puestos de trabajo al año. En el caso concreto de Castilla-La Mancha, la caza emplea anualmente a más 23.550 personas, lugar “en el que tienen que participar las mujeres, aprovechando esas oportunidades que permitan dinamizar el empleo, fijar la población, y mejorar las condiciones de vida del medio rural”, ha indicado la presidenta de AMFAR.

Como ya apuntó el día que se presentaron las jornadas, Merino explicó que, además de como cazadoras, donde las licencias ya superan el 5%, “las mujeres deben protagonizar diversas actividades económicas y complementarias que ofrece el sector cinegético como son el turismo, la gastronomía o la artesanía”.