Pasar al contenido principal
GESTIÓN DE FINCAS DE CAZA

El Estado seguirá controlando la caza en la finca privada la Encomienda de Mudela

Así lo han acordado y se hacía oficial tras su publicación en el BOE este lunes, que prolonga para otros cuatro años el convenio por el que Parques Nacionales gestiona la emblemática finca.
En la finca se encuentran las mayores densidades de perdiz roja de la Comunidad. En la finca se encuentran las mayores densidades de perdiz roja de la Comunidad.

El Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Sociedad Agraria de Transformación “Encomienda de Mudela”, finca emblemática de Ciudad Real donde se encuentra el Castillo de Mudela, han renovado durante otros cuatro años el contrato por el que el Estado es el encargado de gestionar y ejercer la ordenación y protección del paraje, que comenzó en el año 1995. El Estado tiene desde entonces arrendado el aprovechamiento de la caza menor y con esta renovación, seguirá siendo el instrumento jurídico de Parque Nacionales el encargado de seguir desarrollando planes y programas de actuación, protección y vigilancia de especies cinegéticas en la finca. 

 

La finca la Encomienda de Mudela es una propiedad ubicada en el Campo de Calatrava, muy próxima a las sierras de Sierra Morena Oriental. Este medio natural condensa zonas de explotaciones agrícolas tanto de secano como de regadío, con áreas salvajes de montes de jaras y carrascas. Su variedad en el paisaje ha convertido a la Encomienda de Mudela en uno de los refugios donde se puede encontrar las mayores densidades de perdiz roja de toda la comunidad de Castilla-La Mancha, que acarrean otros privilegios naturales. Fruto de su amplia población de perdices, proliferan en este paisaje también las águilas imperiales ibéricas, los búhos reales, águilas reales y perdiceras, o el águila calzada. 

 

50.000 euros de presupuesto

 

Este emblemático y nutrido paraje natural, es propiedad privada en un 99,97% y propiedad del Estado en un 0,03%, quien tiene el Castillo de Mudela y poco más que el caserío que lo circunda. Entre los años 1949 y 1954, el Estado adquirió la finca que posteriormente fue distribuida por el Instituto Nacional de Colonización, entre 229 agricultores. En la actualidad y desde el año 1995, es Parques Nacionales quien tiene arrendados los derechos de caza sobre este terreno y tras la prórroga del convenio, lo harán durante al menos otros cuatro años. 

 

El Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ha establecido un presupuesto de máximo 50.000 euros cada año, para el mantenimiento de las infraestructuras en la finca. En 2019 se invertirán 20.000 euros en el mantenimiento de los caminos, una inversión que el año que viene se aumentará hasta los 50.000 euros y en 2021, se destinarán 30.000 euros en el mantenimiento de caminos y 20.000 en el de puntos de agua. En 2022 el presupuesto se mantiene en un total de 30.000 euros destinados al mantenimiento de caminos y 20.000 euros al mantenimiento de querencias, mientras que en 2023 se invertirán 30.000 euros en el mantenimiento de cortaderos.