Pasar al contenido principal
LA HIPOCRESÍA DEL MOVIMIENTO ANIMALISTA

Los animalistas piden la adopción de un perro mientras su dueño vive en un coche

Los animalistas han protagonizado otro escandaloso caso en el que han dejado patente que los animales están por encima de las personas, pidiendo que ayuden al perro de un hombre que vive en el coche junto al animal.
Esta es la publicación que ha generado la polémica sobre las prioridades de los grupos animalistas. Esta es la publicación que ha generado la polémica sobre las prioridades de los grupos animalistas.

Los disparates a los que llegan los activistas radicales en “defensa de los animales” cruzan habitualmente las barreras de la lógica, el sentido común y el respeto a la vida humana. Ahora hemos conocido un nuevo caso de cómo los animalistas, ponen siempre a los animales por encima de las personas con una falta de empatía hacia el ser humano que escama y provoca incluso repulsión. 

 

Durante estos días, la plataforma llamada “Sos abuelos - Peludos mayores de 7 años”, se ha dedicado a difundir las imágenes de una perra raza mestiza pidiendo su adopción, ya que tal y como ellos mismos cuentan, “su dueña ha fallecido y actualmente su hijo que vive en un coche, la tiene en el maletero, no tiene recursos para alquilar una vivienda. No es vida para ella…”. Ver para creer. 

 

Publicacion sos abuelines

 

Lejos de mostrar ni la más mínima compasión por el hombre que apenas tiene recursos para llevar una vida digna, habiendo perdido a su padre y teniendo que condenarse a mal vivir en un coche por la falta de recursos, a los animalistas solo les ha preocupado el perro. Es tal el disparate que los propios seguidores de la página, han dejado numerosos comentarios criticando la postura y defendiendo que en este caso, igual habría que priorizar en la ayuda al ser humano antes que al perro. 

 

Comentarios en Twitter contra la publicación de Sos abuelos

 

“Y para el hijo de la dueña de abuelina sí es vida???”, comentaba un usuario indignado, seguido de otros tantos que le secundaban. “Y si es vida para su dueño vivir en un coche? Como podemos haber perdido la humanidad de esa manera? A quien hay que ayudar es a su dueño!”, comentaba otro. Siguen a estos cientos de comentarios reprochando la falta de humanidad de la página, al asegurar que “no es vida para ella”, olvidando por completo al dueño de la perra. 

 

Más comentarios en la página de Sos abuelos

 

La hipocresía animalista

 

No debería escandalizarnos ver este tipo de informaciones, acostumbrados a que supuestamente luchando por “defender la vida”, se dediquen a acosar a los cazadores amenazándoles de muerte y deseándoles que fallezcan de todo tipo de formas de lo más crueles posible. Este es otro ejemplo más de la hipocresía de un movimiento que se dedica a lavar cerebros en base al “amor por los animales”, sin importar en ningún momento las personas. O las personas que no comulgan con ellos, se podría decir. 

 

Faltan los adjetivos para describir semejante barbaridad, la falta de humanidad, de principios y de respeto que supone anteponer la vida del perro que probablemente sea feliz solo con estar cerca de su dueño), ante la situación lamentable de una persona sin recursos que tiene que vivir dentro de un coche. Además de querer arrebatarle al animal, que a fin de cuentas, es suyo. Como bien dicen muchos de los que comentan, “hemos perdido el norte”.