Pasar al contenido principal
Además, otro furtivo ha sido sorprendido en plena huida

Encuentran tres cabezas de venados abandonadas por furtivos

El Seprona ha logrado recuperar tres cabezas de venado que habían sido escondidas por furtivos en varias localizaciones de la montaña de Palencia, aunque por el momento no se ha identificado a los autores.
Cabezas_venado_Palencia_G Dos de las cabezas de venados halladas por el Seprona en Palencia.

Los restos hallados por los agentes fueron un trofeo de doce puntas, otro de diez y una tercera cabeza de vareto de dos puntas. En todos los casos, el material estaba sin ningún tipo precinto o documentación que acreditase su lícita procedencia y abatimiento.

 

Las cabezas habían sido arrojadas por los furtivos en varios lugares del monte y tenían ramas de árboles sujetas con bridas. La intención era que los depredadores comieran la carne y, tiempo después, cuando solo quedara el esqueleto, ir a retirar la cabeza y alegar que las habían encontrado de forma casual en caso de ser sorprendidos.

 

Este hallazgo se enmarca dentro del operativo de vigilancia y control para prevenir el furtivismo durante el período de berrea del ciervo en el interior del Parque Natural Fuentes Carrionas-Fuente Cobre, en la Montaña Palentina y diferentes acotados de caza.

 

Furtivo de jabalí sorprendido en plena huida

 

Asimismo, otro furtivo, en este caso de jabalí, fue sorprendido por los celadores de la Junta de Castilla y León mientras realizaba una espera nocturna en la Reserva Regional de Caza Sierra de la Demanda, en el término de municipal de Vilviestre del Pinar (Burgos).

 

Ocurrió el pasado 15 de noviembre. En un primer momento, al verse sorprendido por los agentes intento huir, abandonando el arma y saliendo a la carrera, pero fue interceptado por los guardas. Éstos pudieron recuperar y decomisar el arma de la que se valía el individuo para matar los cochinos.

 

El delincuente no contaba con ningún tipo de autorización y, para su acción furtiva, estaba utilizando un rifle con mira telescópica a la que había acoplado una linterna. También había colocado una cámara de fototrampeo para tener controlados al resto de jabalíes que iban al cebadero que él mismo había preparado con comida y sustancias atrayentes, tal y como señala dariodeburgos.es.

 

Elementos decomisados al furtivo en Burgos.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.