Pasar al contenido principal
HA OCURRIDO ESTOS DÍAS EN NUESTRO PAÍS

VÍDEO: va paseando con su perra por la calle y se topa con 6 jabalíes

Debajo de los edificios, al lado de coches y puertas de garaje, como si la zona ajardinada fuese su zona personal de recreo. Así se pasea esta piara que a punto está de costarle un disgusto al perro.
Los animales siguen con total descaro a la perra por la zona de jardín pegada a los edificios. Los animales siguen con total descaro a la perra por la zona de jardín pegada a los edificios.

Los incidentes con jabalíes son un percance cada día más habitual en nuestro país, ya que su numero aumenta exponencial y directamente con el aumento de sus poblaciones. En el caso de este vídeo, la situación está cerca de haber terminado en una desgracia por la imprudencia del dueño de la perra “Ura”, que pasea sin correa entre una piara de jabalíes. Los animales son ejemplares jóvenes de al rededor de un año, pero si llegan a ser ejemplares adultos el final de la situación hubiese sido otro con total seguridad. 

 

Se trata de una piara de “primalones” -o jabalíes de un año de edad más o menos-, que se encuentra alimentándose y hozando en un trozo de césped entre dos aceras, rodeado completamente de edificios y con los coches de la calle y puertas de garaje al rededor. No se trata de un encuentro en medio del campo, sino de una nueva invasión de jabalíes en núcleos urbanos a lo que como se puede apreciar, están más que acostumbrados. La perra movida por su curiosidad natural, se acerca a los animales y uno de ellos comienza a adoptar una actitud de alerta. La piara comienza a seguir a la perra y acercarse demasiado, por lo que el dueño decide llamar a su can a la vez que comenta “que ya hemos tentado mucho la suerte hoy”. 

 

Razón no le falta, porque viendo las posturas y movimientos de la piara, se aprecia como la tensión entre las dos especies estaba aumentando y en cualquier momento podía estallar un ataque. No iba a ser el primer perro que mata una piara de jabalíes que se cuela entre las casas. El difícil olvidar el caso ocurrido este año cuando una piara de 6 ejemplares se abalanzó sobre un niño de 4 años y su perro, heroicamente, se puso en medio para defenderle pero perdió la vida en el ataque. “Si no está el perro no se que hubiera pasado”, comentaba el padre del menor. 

 

Exceso de confianza 

 

Los jabalíes muestran en todo momento una falta total de miedo a los seres humanos, ya que en la peculiar escena no solo se encuentra el propietario de la perra. Junto a los jabalíes y agachados, se encuentra una pareja que parece incluso estar llamando a los animales para acariciarlos. Los jabalíes no dan señal alguna de alarma ante semejante actitud, que como poco se puede calificar de clamorosa imprudencia, pero en caso de haber estallado la tensión con la perra, podría haber sucedido cualquier cosa.

 

Es necesario recordar siempre que bajo ningún concepto hay que intentar acercarse a animales salvajes como son los jabalíes, ya que por su temperamento y su naturaleza pueden volverse agresivos y sus ataques pueden resultar mortales. Además, lo único que se está favoreciendo así es la desvergüenza de los animales que entenderán que el ser humano no supone ninguna amenaza, por lo que pueden campar a sus anchas como ya hacen por las calles. Luego llegan las desgracias y los lamentos, pero hay que ser consciente de que se trata de animales peligrosos y deben estar en su medio, no en el nuestro.