Pasar al contenido principal
El Frente de Liberación Animal presume de su 'hazaña'

Los ecoterroristas hackean la web de la Federación Vasca de Caza

Los ecoterroristas del Frente de Liberación Animal han hackeado recientemente la web de la Federación Vasca de Caza. Un acto que los radicales se han encargado de reivindicar en su propia página.
FLA web caza Los propios ecoterroristas reivindicaron el sabotaje web.

El pasado 1 de septiembre, los radicales del FLA publicaron el resultado de dicha ‘hazaña’ en su portal web, así como en sus perfiles sociales. 

 

“La caza no es un hobby o una tradición, ni tampoco un deporte o un derecho o una necesitad o algo ecológico. La Liberación Animal no tiene fronteras. La explotación animal no conocerá la paz por sus crímenes. Nosotrxs no dejaremos de actuar hasta que toda forma de opresión con los demás animales no haya desaparecido”, señalaba el comunicado. Junto a él, varias capturas de pantalla con códigos de desconfiguración en los que se podía apreciar este sabotaje, así como varias imágenes con un logotipo animalista reivindicando el ataque.

 

Unas horas después, la página web de la Federación Vasco volvía a estar operativa. Los síntomas del sabotaje se podían dejar ver a lo largo de la semana, con algunas columnas desconfiguradas, ausencia de fotos, etc… Según iba pasando el tiempo, los contenidos de la web volvían a verse de forma correcta.

 

FLA web caza

 

Esta nueva acción del Frente de Liberación Animal se suma a los anteriores ataque violentos protagonizados por sus miembros radicales. Aunque el FLA actúa en todo el mundo, en los últimos tiempos han sido bastante activos en España.

 

Ecoterrorismo en el norte de España

 

Especialmente intentos han sido los episodios en la zona norte, donde los ecoterroristas se han cebado con los cazadores y sus instalaciones.

 

A finales de 2018, los miembros del Frente de Liberación Animal coordinaron varios ataques en localidades del País Vasco y Navarra como Ermua, Eskoriatza, Mendiola, Pasaia, Gares, Eunate, Erreniaga, Peralta, y Quinto Real. En total, llegaron a destruir 25 torres de caza, además de numerosos puestos.

 

Poco después, a inicios de 2019, volvían a actuar destrozando de cinco puestos de caza, una torreta y una cabaña de cazadores. Aquí, además, realizaron varias pintas amenazantes donde calificaban a los cazadores como “asesinos”.

 

Estos sabotajes se produjeron de forma coordinada y durante la madrugada, como esta facción terrorista acostumbra a hacer. 

 

El animalista pirómano de Andosilla

 

Uno de los episodios que más revuelo creo fue el ocurrido en Andosilla. Aquí, un animalista radical prendió fuego a un pinar donde se instalaban varias palomeras. Un deleznable acto que se produjo cuando varios cazadores estaban en los puestos. El propio delincuente reconoció que sabía de la presencia de los aficionados en el interior de los mismos.

 

FLA web caza