Pasar al contenido principal
CAZA DEL LOBO IBÉRICO EN CANTABRIA

Ecologistas en Acción pierde la batalla judicial para paralizar el control de lobos en Cantabria

La organización anticaza Ecologistas en Acción había presentado un recurso en contra del control poblacional de lobos en Cantabria, que ha sido rechazado por el Tribunal Superior de Justicia por “no existir riesgo alguno”.
Ecologistas en Acción ha intentado acabar con la caza del lobo en Cantabria, algo que no han logrado gracias a la sentencia del TSJ. Ecologistas en Acción ha intentado acabar con la caza del lobo en Cantabria, algo que no han logrado gracias a la sentencia del TSJ.

Los controles poblacionales de lobos en la región cántabra, son realizados por el Gobierno de Cantabria a través de permisos especiales para dar cacerías controladas. Según el recurso presentado en el TSJ de la comunidad por Ecologistas en Acción (EA), estos controles están poniendo en peligro las poblaciones de lobo y su cacería debería quedar suspendida inmediatamente. Estas acciones de control han quedado avaladas por el TSJC, quien ha rechazado el recurso de los ecologistas, dictando sentencia en sentencia la Sala de lo Contencioso Administrativo -ante la que cabe recurso-, y en la que se cuenta con el voto particular de Rafael Losada, presidente de esta sala, que se opone el criterio de la mayoría.

 

Según el recurso presentado por EA, no se estaba cumpliendo con la normativa y la regulación de especies protegidas, ya que según denunciaban, se habrían concedido 484 autorizaciones administrativas dictadas en 36 meses, de enero de 2015 a junio de 2017, para abatir ejemplares de esta especie. Tal y como exponían en su alegato, no se contaba con la “justificación de los daños causados por la especie tal y como exige la normativa”. Algo llamativo teniendo en cuenta la desesperada situación de los ganaderos cántabros

 

Efectivamente se trata de una especie protegida, según quedó estipulada en el según el Convenio de Berna de 1979, pero sobre la que se pueden “adoptar medidas de explotación reguladas de modo que se mantengan las poblaciones fuera de peligro”. Lo que hace de la caza para el control de población del lobo ibérico en Cantabria, una práctica legal y necesaria para mantener el equilibrio de sus poblaciones y favorecer la convivencia con los humanos

 

Los informes que desmontan la mentira de EA

 

La sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Justicia de Cantabria, se ha apoyado en los informes realizados por el Gobierno de la región, en los que se concluye que la población de lobos ibéricos cantábricos está “en expansión” y que en relación con el censo existente de 1997, “sus poblaciones se han triplicado”“De forma que no se puede desvirtuar el hecho de que el lobo puede ser objeto de explotación porque la Administración garantiza el mantenimiento de las poblaciones”, manifiesta la sentencia, que hace referencia también a la directiva de Conservación de los Hábitats Naturales y Floras Silvestres, quien ha recogido consideraciones similares respecto al lobo al norte del Duero, como especie susceptible de medidas de gestión siempre que se encuentren sus poblaciones en estado favorable. 

 

Existen también otros informes gubernamentales sobre los que se ha apoyado la sentencia, que hablan de las ventajas del aprovechamiento cinegético de esta especie, ya que su caza “puede ayudar a controlar poblacionalmente”, claro está que cuando se haga de forma “ordenada y sostenible”. Además la Ley de Caza de Cantabria de 2006 contempla el lobo como especie cinegética, algo que no ha cambiado con las recientes reformas. 

 

Para el TSJ, Ecologistas en Acción no tiene legitimación alguna ya que no ha constatado en su recurso ningún problema del mantenimiento de la población de lobos en Cantabria, algo que hace evidente que la única intención del recurso, era cargar una vez más contra la actividad cinegética. "De los datos consignados se observa cómo, efectivamente, no hay riesgo en la población del lobo si no, a lo mejor, todo lo contrario, ya que en doce años la población se ha triplicado", expone la sentencia.