Pasar al contenido principal
ECOLOGISTAS CONTRA LA CAZA

Ecologistas en Acción: "la población de jabalíes crece porque se cazan más"

Para controlar la población de jabalíes Cataluña pagará a los cazadores 50 euros por animal abatido, medida que ha hecho reaccionar al grupo ecologista EA que han asegurado que la caza es una medida ineficaz de gestión.
El Gobierno de Cataluña quiere incentivar la caza de jabalíes para reducir sus poblaciones. El Gobierno de Cataluña quiere incentivar la caza de jabalíes para reducir sus poblaciones.

La amenaza latente de la llegada de la Peste Porcina Africana a España ha llevado a las administraciones de las comunidades más cercanas a Francia a tomar medidas para intentar evitar una catástrofe si la enfermedad llega a cruzar las fronteras. 

 

Cataluña daba el primer paso con una medida insólita que los cazadores recibían de buen agrado, ya que la comunidad se comprometió a pagar hasta 50 euros por animal abatido, dentro de una zona concreta en la que las poblaciones de jabalíes están fuera de control y se estima una población de 25 ejemplares por kilómetro cuadrado

 

Ecologistas en Acción ha reaccionado en seguida poniendo el grito en el cielo, asegurando que al tomar medidas como esta, el Gobierno catalán se está confabulando con los cazadores, “tienen una visión muy sesgada de la realidad y la connivencia con un sector social, el de los cazadores, cada vez más cuestionado”. 

 

La iniciativa piloto que ha puesto en marcha la Generalitat en las comarcas de Girona, tiene como objetivo reducir el exceso poblacional de jabalíes, que traería de la mano una reducción en los daños a la agricultura, menor riesgo de contagio con posibles enfermedades como la PPA y un descenso en el número de accidentes de tráfico que provoca esta especie. Recordamos los escalofriantes datos de la región, en la que se producen una media de entre 6 y 7 accidentes al día con jabalíes, más de 2.000 anuales.  

 

Según Ecologistas en Acción, es importante recordar la “ineficacia de la caza” para gestionar poblaciones y ejercer un control sobre ellas, basándose en que según ellos, cada día se abaten más jabalíes y a pesar de ello sus poblaciones siguen aumentando y siguen creciendo los problemas. Una afirmación carente de ningún tipo de fundamento, ya que los cazadores se limitan a cazar lo que está aprobado en el plan cinegético de cada coto, que en muchas ocasiones no se adaptan a las necesidades reales de la zona. 

 

Para el grupo ecologista, es una obviedad y aseguran, aunque no los incluyen en ninguna parte, que existen estudios que demuestran la relación entre el aumento de la capacidad reproductiva de los jabalíes y la presión cinegética. A su juicio, el aumento constante de las poblaciones de jabalí solo se debe al aumento de cazadores y de número de piezas abatidas. 

 

“Vistos los datos, no parece razonable pensar que retribuir a los cazadores por su capacidad lúdica sea una medida útil para controlar las poblaciones de jabalí”, asegura el grupo verde, a pesar de lo cual, el Departamento de Agricultura ha confirmado que la medida ya se encuentra en marcha. 

 

“Ante la inminente preocupación general por el riesgo de contagio de la peste porcina africana. El nivel de alta densidad de jabalíes hace que tengamos mucha más probabilidad de contagio. Por tanto, lo que tenemos que hacer es bajar esta densidad”, defendía Montse Barniol, miembro del Departamento del ramo. 

 

Como siempre, los ecologistas cargan contra la caza asegurando que se trata de una herramienta ineficaz para el objetivo que se pretende conseguir, pero no tampoco ponen sobre la mesa ningún tipo de alternativa, solución posible o propuesta.