Pasar al contenido principal
En Viso del Marqués (Ciudad Real)

Detenidos por robar cinco perros de rehala para furtivear

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por robar presuntamente cinco perros de rehala a un cazador. Ahora, los delincuentes están siendo investigados para esclarecer el delito.
Robo perros rehala Uno de los perros de agarre robado por los furtivos.

El suceso ha tenido lugar recientemente en la localidad castellanomanchega de Viso de Marqués, provincia de Ciudad Real. Uno de los detenidos es vecino de este municipio, mientras que el otro procede de Valdepeñas.

 

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza tuvieron conocimiento de los hechos cuando recibieron el aviso de que dos perros se habían colado en el gallinero de un cortijo, en el paraje conocido como ‘La Alcobilla’. En su interior, los canes habían devorado cinco gallinas y cuatro ocas tras romper el vallado.

 

Los perros estaban provistos del microchip identificativo. Por tanto, los agentes pudieron ponerse en contacto con el dueño de los perros y constatar que, en efecto, había sufrido el robo de cinco de sus animales.

 

Robo perros rehala

 

A raíz de ello, los agentes del Seprona, dentro del marco de su lucha contra los delitos contra la Flora y la Fauna, comenzaron con el operativo de investigación. La recogida de prueba les dirigió de lleno a los dos furtivos investigados.

 

Ambos delincuentes habían hecho uso de los perros para furtivear la misma noche del robo, haciendo rondas nocturnas tratando de abatir varios ejemplares de caza mayor. Los cinco canes fueron recuperados por los agentes del Seprona y entregados de nuevo a su legítimo dueño.

 

Ahora, las diligencias obtenidas por la Guardia Civil han sido remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Valdepeñas (Ciudad Real), que tendrá que determinar la pena para los dos furtivos.

 

Sucesos de este tipo son demasiado habituales. Furtivos y mafias especializadas son muy dados a sustraer perros de cazadores, y esto luego es utilizado de forma ventajista contra el colectivo. Animalistas y ecologistas radicales atribuyen falsamente abandonos a nuestra afición, cuando en realidad no tenemos nada que ver.

 

Ayer mismo, la Fundación Affinity publicó su estudio anual sobre abandono de animales. Las cifras volvían a echar por tierra una vez más los falsos mantras repetidos por Pacma, determinando que los perros de caza son los menos abandonados. A pesar de las continuas manipulaciones, el informe arrojaba que tan solo un 12,6% de los canes se corresponde con el fin de la temporada cinegética, sin tener que ser forzosamente perros de caza. Por tanto, la gran mayoría, casi el 88% restante, se corresponden con otro tipo de motivos.

 

Robos de perros a cazadores

 

Mismamente, a esta web hemos traído numerosos casos donde los cazadores son los grandes damnificados por el robo de sus perros. Sin duda, una triste realidad en la que no siempre se pone el énfasis que debería, ya que por desgracia vende más la criminalización de nuestro colectivo.

 

Muy sonado fue el caso del galgo ‘Vendaval’, cuyo dueño recibió incluso amenazas telefónicas por parte de los secuestradores.

 

En enero, un galguero de Fuentesaúco, en la provincia de Zamora, sufrió el robo de cuatro de sus perros. Todo pasó en un pequeño lapso de tiempo, solo 22 minutos, los que transcurrieron desde las 1:43 hasta las 2:05 de la madrugada.

 

Otro de los casos más reciente fue en Fuerteventura. Aquí, una Sociedad de Cazadores denunció el robo de un centenar de podencos. Se trata de mafias ilegales y especializadas que, después de sustraer los perros, se dedican a venderlos para sacar beneficio. Algunos de los canes sustraídos aparecieron incluso en Italia.