Pasar al contenido principal

Descanse en paz la Alianza Rural, larga vida a ASDDEMUR

Carlos Bueno, frente a Orlena de Miguel en la reunión de ASDDEMUR en la sede nacional de Ciudadanos.

Se llama Carlos Bueno, no Guzmán el Bueno… Algunos, en cambio, le han pedido rendir la plaza como al histórico Guzmán y no lo ha hecho. Como coordinador de la macromanifestación del 3 de marzo en defensa del rural, ha demostrado varias cosas.

 

La primera es que hay guerras que se hacen con soldados, no son precisos esos mercenarios que presumen de profesionales; esta batalla se ganó con 4.500 euros, mucho trabajo y, sobre todo, se ganó gracias al respeto a la palabra dada. A Carlos Bueno se le encomendó desde la Asamblea de la Alianza Rural y por unanimidad la realización de esta manifestación y lo hizo, cumplió su palabra, otros no. Consiguió que la repercusión mediática y posteriormente política fuesen las mayores que se han visto recientemente en defensa de los usos tradicionales del rural.

 

Ahora y con el anterior nombre, el de Alianza Rural, devaluado por quienes traicionaron un pacto entre caballeros que unía a más de 200 entidades, para convertirla en una asociación legalmente constituida de nombre similar y logotipo parecido, las cosas son distintas. Supongo que aquellas pocas asociaciones que nos defraudaron, no cayeron en la cuenta de que haciendo esto, se traicionaban también a ellas mismas y se visibilizaban como tales ante sus colectivos.

 

Carlos Bueno, coordinador de ASDDEMUR.

 

Resultado político

 

Carlos Bueno ha dado cuenta en Asamblea del resultado de estas gestiones el 6 de junio. Se presentaron los datos de los contactos políticos ya habidos con todos los partidos, quedando a la espera de que comience la legislatura. Todas estas asociaciones, ya adheridas a una nueva, ASDDEMUR (Asociación para el Desarrollo y Defensa del Mundo Rural), se saben interlocutoras de todos los grupos del elenco parlamentario. Se ha creado además la Asociación Parlamentaria para la Defensa del Mundo Rural bajo este mismo paraguas.

 

La Asociación que Carlos Bueno representa, ASDDEMUR, arranca con los deberes ya realizados y al ser requerido sobre la recuperación del antiguo nombre de la Alianza Rural, no pudo ser más explícito, suscitando la opinión unánime. “Ese nombre, los políticos españoles de todos los partidos con los que nos hemos reunido en defensa del rural, no lo quieren ver ni en pintura”. No se sienten cómodos teniendo como interlocutor a una asociación que recuerda que unos pequeños grupos que practican actividades en el rural han sido capaces de atreverse a hacer creer que representaban a más de 200 asociaciones del agro.

 

Dicho esto y partiendo de los éxitos obtenidos en la defensa del mundo rural por parte del equipo de Carlos, habrá que decir que descanse en paz la Alianza Rural y larga vida a ASDDEMUR.