Pasar al contenido principal
LA REPUTACIÓN DE SILVIA BARQUERO CAE DENTRO DEL PARTIDO

Crisis interna en PACMA, el animalismo se resquebraja

Los escándalos de corrupción interna, las mentiras de su presidenta, el tremendo batacazo electoral y las pullas de Frank Cuesta, han desatado una crisis interna en el partido de Silvia Barquero.
Silvia Barquero en el punto de mira de medio partido por los escándalos destapados por Yasmina Larumbre. Silvia Barquero en el punto de mira de medio partido por los escándalos destapados por Yasmina Larumbre.

Los animalistas ahora se han divido en dos grupos muy claros: los que están a favor del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal y los que están en contra. Ya no se trata de un ejército homogéneo de defensores de los derechos animales, sino de dos grupos que tienen una cruenta batalla interna en la que parecen haber olvidado el motivo de su existencia. 

 

La labor de Frank Cuesta en este aspecto ha sido más que admirable, ya que como referente de la lucha contra el comercio ilegal de especies y defensor real de los animales, se ha postulado desde el principio en contra de los animalistas radicales, a quienes a calificado de ser un “movimiento de odio de las redes sociales”. Cuesta no ha tenido vergüenza a la hora de desenmascarar la hipocresía tan característica de los “vegatalibanes”, como el mismo ha calificado. 

 

Evidentemente no morderse la lengua ante las mentiras y bulos animalistas, le ha granjeado una importante cantidad de enemigos, pero se ha ganado el respeto de mucha gente entre los que se encuentra el colectivo de cazadores. Estos últimos también han tenido que ver con el desbarajuste interno del partido de Barquero, que se han esforzado en defender la actividad y demostrar las contradicciones, hipocresía, mentiras y falta de conocimiento de la naturaleza por parte de los “guerreros” animalistas. 

 

En la cúpula del partido se ponen todas las excusas habidas y por haber, pero cada vez más personas reniegan de Silvia Barquero y sus formas de liderazgo, que por cierto incluyen la corrupción, asignación de salarios fuera de lo aprobado en las juntas o la elección a dedo de muchos cargos para que le sean favorables a ella, a su marido y a su propósito. O al de Laura Duarte, que es otra de las del bando de Silvia y también implicada en el asunto de los sueldos y la corrupción. 

 

Batacazo electoral y corrupción al descubierto

 

El ‘castañazo’ electoral del partido en las últimas elecciones ha sido notorio. Este era su momento, el momento de PACMA -o más bien podríamos decir que Silvia Barquero-, de conseguir sentarse en el Parlamento Europeo. Pero no ha sido así. Después de 16 años esperando, ahora van y ‘suspenden el examen’, algo que evidentemente también ha hecho buena mella dentro del partido. 

 

Las opiniones se dividen, como se dividen los apoyos de Barquero y cae su reputación entre los propios militantes del partido. Siempre estarán los de la fe ciega, incapacitados para cuestionarse las cosas ante algunos hechos y plantearse que exista otra realidad de la que a ellos les cuentan, pero cada día son más los que abren los ojos ante la burda mentira que constituye el Partido Animalista. 

 

El escándalo definitivo lo destó Yasmina Larumbre, ex-vicepresidenta del partido. Yasmina ha sido la encargada de desvelar mediante un vídeo todos los escándalos de corrupción interna del partido, entre los que se incluyen las adjudicaciones de sueldos no aprobados en junta de Barquero, su marido y Duarte. Pero también de como la presidenta ha realizado numerosos nombramientos a dedo saltándose todos los procedimientos de elección para los cargos, o el más llamativo de todos los casos, el de Javier Luna, coordinador de Pacma Córdoba.

 

Luna, que encabezaba la manifestación con motivo del Día del Trabajo, fue acusado por los sindicatos y por sus propios trabajadores de maltrato y explotación laboral, así como de despido improcedente. Al final entre unas cosas y otras, la discordia estaba servida y ahora el núcleo interno de PACMA se encuentra en crisis. Y un sector del partido está denunciando la opacidad con la que maneja el partido Silvia Barquero. ¿Será esto el principio del fin para el partido animalista?