Pasar al contenido principal
En la localidad de Turienzo Castañero

Un club de cazadores denuncia amenazas por parte de un alcalde en León

El club de cazadores San Tirso y San Pelayo ha interpuesto una denuncia contra el alcalde pedáneo de la localidad de Turienzo Castañero, en la provincia de León.
Alcalde amenaza cazadores Fotografía de un cazador en mitad del monte leonés.

La organización acusa al regidor de amenazas y coacciones en relación a la gestión del coto de caza de este pueblo perteneciente al municipio de Castropodame. Ahora, la Fiscalía de Ponferrada ha visto indicios de delito, por lo que el mandatario se enfrenta a varios cargos. Además de los citados de coacciones y amenazas, aparece uno más contra los derechos cívicos.

 

Hechos

 

Los hechos se remontan al inicio de la legislatura. El pedáneo, Víctor Núñez, trasladó a los miembros del club que tenía la intención de incrementar el precio del canon pactado en el contrato para la gestión del coto privado de caza.

 

Ante ello, los aficionados mostraron su total desacuerdo y recordaron que llevan gestionando dicho coto desde 1990 a través de diversos contratos de cesión de los aprovechamientos cinegéticos formalizados con la Junta Vecinal. Asimismo, el que se encuentra en vigencia actualmente fue suscrito en 2013 y debe estar en vigor hasta el año 2025.

 

Desde el club explican que tras mostrar su negativa, el alcalde les amenazó con rescindir el contrato de forma unilateral. A partir de aquí, Víctor Núñez comenzó su particular campaña de acoso y derribo contra los cazadores, según sostienen los miembros de San Tirso y Pelayo.

 

Alcalde amenaza cazadores

 

Añaden también que el alcalde abrió un procedimiento de revisión del contrato en vigencia, declarando nulo este documento a través de una resolución, que actualmente está en vía judicial.

 

Los cazadores reaccionaron e iniciaron un recurso contencioso administrativo contra la resolución promulgada de forma arbitraria por el alcalde. En su denuncia, solicitaron la documentación sobre la gestión de la Junta Vecinal en relación al coto de caza. No obstante, Víctor Núñez se negó a facilitar esta información.

 

Seguidamente, el club solicitó la documentación a la Comisión de Transparencia de la Junta de Castilla y León, que finalmente resolvió que la Junta Vecinal de Turienzo Castañero debía facilitar a los cazadores copia de todos los documentos solicitados. Una vez dictaminado el fallo del Ejecutivo, los cazadores leoneses fueron citados en enero por el alcalde pedáneo en la sede de la Junta Vecinal.

 

Amenazas y coacciones

 

Durante la citada reunión, el club sostiene que Víctor Núñez les amenazó con denunciarles ante la Junta por una infracción administrativa relativa al coto de caza en cuestión que llevaría consigo una cuantiosa multa.  Según relatan los aficionados, “estaba coaccionándonos a que renunciáramos a la documentación solicitada a cambio de no formular una supuesta denuncia contra el Club Deportivo”.

 

Conscientes de la situación, decidieron grabar todo el contenido de la conversación con el alcalde, incluido el instante en que el pedáneo reconoció que se trataba de un “chantaje”.


 
Tras este episodio, los afectados denunciaron los hechos ante la Fiscalía, que ha apreciado indicios de comisión de infracción penal por presuntos delitos de coacciones y amenazas, además de interponer cargos contra los derechos cívicos.

 

Por su parte, el alcalde pedáneo, Víctor Núñez, reconoció en el Diario de León que se encuentra tranquilo. Opina que las quejas del club de cazadores responden a una “manipulación interesada en toda regla a mala fe, de una conversación mantenida con los representantes del club para tratar llegar a un acuerdo en relación al expediente que se estaba tramitando”. “Yo estoy tranquilo porque se verá la verdad y no tengo más que añadir”, añadió el regidor.