Pasar al contenido principal
Sigue la polémica

Los cazadores valencianos, contra la moratoria de la tórtola impuesta por la Generalitat

Siguen apareciendo voces discordantes en relación a la moratoria de la tórtola europea impuesta en algunas autonomías. Es el caso de la Comunidad Valenciana.
Moratoria tórtola La moratoria no es una solución a juicio de la FECA-CV.

La Federación de Cazadores de la Comunidad Valenciana (FECA-CV) ha emitido un comunicado donde afirma que está “en contra de la moratoria de la tórtola europea impuesta este año por Generalitat a los cazadores valencianos”.

 

En primer lugar, esta negativa llega “por no haber recibido los informes pedidos que dieron pie a ella”. En segundo lugar, porque España no apoya la medida de aplicar una moratoria de caza temporal hasta que no se elabore un marco de modelización de gestión adaptativa de las capturas, "según el Plan de acción UE/internacional de la Carta de emplazamiento – Infracción n° 2019/2143 (CE. 34.)", y la Generalitat Valenciana la ha implantado. 

 

“Y en tercer lugar –prosigue la entidad- porque la Comunidad Valenciana venia implantando con acierto las medidas propuestas por el Ministerio, reducción de los periodos de caza y el cupo máximo por cazador, según el Plan de Acción, y sin justificar impone la única moratoria para la caza de la tórtola europea en España”.

 

La moratoria no soluciona nada

 

Hasta el momento, la moratoria es la única medida que administraciones públicas y grupos ecologistas han propuesto adoptar. Pero se trata de algo que, en muchos casos, no es positivo para la conservación de las especies, y en aves hay claros ejemplos.

 

Como se han encargado de demostrar diferentes informes y grupos de estudio, son otros factores, y especialmente la pérdida de hábitat, los que explican el porqué de la situación actual de la tórtola.

 

Desde hace tiempo, el sector cinegético ha venido denunciando las malas prácticas de unos pocos que ensucian el gran esfuerzo que muchos cotos realizan por las tórtolas. Porque la realidad, por mucho que no se quiera ver, es que hay cotos en los que estas aves siguen siendo muy abundantes porque se cuidan y cazan de una forma sostenible (como en comarcas de Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía y Comunidad Valenciana, entre otras).