Pasar al contenido principal
¿QUÉ DEBO HACER SI LE OCURRE A MI PERRO?

VÍDEO: así salvan unos cazadores a su perra de un paro cardíaco en medio del campo

Bimba, una hembra de jagd terrier, volvió a nacer cuando sufrió una parada cardíaca y sus dueños le practicaron un masaje de reanimación en medio del campo. ¿Sabrías actuar?

Lejos de esos seres despiadados y sin corazón, que matan y abandonan a sus perros con frialdad y sin ningún tipo de remordimiento, el vídeo grabado y compartido desde la página de Facebook de “Jagd Terrier Zarzabatía”, demuestra lo que son capaces de hacer los cazadores por sus perros. Las emotivas imágenes del rescate a la perrita Bimba, han sido compartidas más de 400 veces desde que fueron publicadas y pueden suponer además la salvación de otros perros, ya que es un ejemplo perfecto de cómo debemos actuar si nuestro perro sufre una parada cardíaca y estamos en medio del campo. 

 

El final más que feliz de Bimba

 

Bimba, como se llama la protagonista de esta historia que ha tenido un final feliz, sufrió un paro cardíaco cuando se encontraba en medio del campo con sus dueños. La perra en el suelo no respiraba y su corazón había dejado de latir. Lejos de darlo por perdido, los cazadores corrieron a su rescate y comenzaron a practicarle un masaje de reanimación pulmonar. Mientras uno presionaba repetidamente sobre el costado de la perra a la altura de los pulmones y el corazón, otro de ellos le practicaba el boca a boca para llenarle de aire los pulmones. 

 

Tras un rato verdaderamente angustioso y sin perder en ningún momento la esperanza, los ojos de Bimba comienzan a moverse y su tripa se hincha con la primera bocanada de aire que vuelve a dar por su cuenta. Los gritos y la emoción de los cazadores resultan conmovedores, incapaces de contener la emoción por que su perra “está respirando”. A pesar de ello el continúan con el masaje durante un rato más, para asegurarse de que los pulmones de Bimba vuelven a funcionar con normalidad y la respiración del animal se estabiliza poco a poco. 

 

Cuando ocurrió el percance Bimba se encontraba preñada, por lo que la pérdida en caso de haberse producido no hubiese sido solo la de la perra. Con semejante susto podría haber perdido a los cachorros fácilmente, pero un tiempo después de publicar el vídeo del rescate, en “Jagd Terrier Zarzabatía” compartieron con júbilo una foto de la perra con toda su prole mamando, sanos y salvos. Ya no se trata solo de un ejemplo del amor por nuestros perros que sentimos los cazadores, sino de un grandísimo ejemplo que puede servir de guía a cualquiera que lo vea, si en algún momento de su vida se encontrara en una situación parecida. 

 

 

 

¿Cómo salvo a mi perro si le ocurre?

 

Nunca se sabe lo que tendremos que afrontar en la vida, por lo que no está de más estar preparado para saber actuar ante ciertas situaciones. Los perros pueden sufrir paradas cardiacas repentinas igual que los humanos, y los accidentes como la obstrucción de las vías respiratorias por algún cuerpo extraño o incluso ante un ahogamiento, pueden acabar trágicamente si no sabemos como actuar. Estos son los pasos que debes seguir si te ves en la situación: 

 

1. Acuesta al perro sobre su lado derecho (el corazón está en el lado izquierdo y de esta forma los pulmones no lo presionarían), sobre una superficie plana

 

2. La postura de tus manos para el masaje: la forma de hacerlo dependerá del tamaño del perro, por lo que te explicamos brevemente como colocar las manos en cada caso. 

 

  • Si el pesa menos de 14 kilos debes poner una mano en el lomo y otra rodeando el corazón como se ve en la imagen. Presiona el pecho de forma firme y rápida para que el pecho se hunda de 1-2 cm dependiendo del tamaño del perro. Debes mantener el ritmo de 2 compresiones por segundo

 

Si el perro pesa menos de 14 kilos

 

  • Si pesa más de 14 kilos pon una mano sobre la otra en el pecho, en la zona del corazón y presiona sin doblar los codos hacia abajo. Realiza compresiones del pecho con una profundidad de 1/4 a 1/3 del tamaño a un ritmo de 1 compresión por segundo.

 

Si el perro pesa más de 14 kilos

 

3. El masaje: independientemente de lo que pese tu perro debes realizar el masaje cardíaco durante 15 segundos y seguidamente darle respiración artificial (el boca a boca) durante 15 segundos.

 

4. El boca a boca: con las manos cierra su hocico por completo y sopla por la nariz como si inflaras un globo hasta que veas que se hincha el pecho, pero ojo, hay que soplar lentamente y no de golpe para no dañar los pulmones. 

 

5. Sigue alternando el masaje y el boca a boca hasta que notes latidos cardiacos y el perro comience a respirar regularmente de nuevo.