Pasar al contenido principal
Los cazadores presentarán alegaciones al proyecto de Real Decreto

Indignación contra Gobierno e ICAE por reventar el borrador del Reglamento de Armas

Después de que el sector armero haya mostrado su total oposición a la modificación del Reglamento de Armas en los términos reflejados en la propuesta o borrador, ahora es la RFEC quien acusa al Gobierno y la ICAE de reventar el acuerdo alcanzado.
RFEC_Reglamento_Armas_G Escopetas finas de caza, tanto superpuestas como yuxtapuestas.

Y es que la Real Federación Española de Caza se muestra absolutamente indignada con el borrador publicado para la modificación del Reglamento de Armas, un texto que, como ya avanzamos en el artículo de Daniel Álvarez, de ANARMA, en ningún momento refleja los acuerdos a los que tanto el sector cinegético como sector armero llegaron con la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE) de la Guardia Civil.

 

La RFEC quiere dejar patente su firme protesta por estas modificaciones, máxime cuando durante el anterior Gobierno la Guardia Civil mostró su plena disposición con cazadores y armeros, como partes directamente afectadas, para pactar el proyecto de Real Decreto por el que se modifica el actual Reglamento de Armas.

 

Tras el cambio de Gobierno, la ICAE aseguró que este proyecto consistiría únicamente en transponer la Directiva Europea sobre la materia, al no dar tiempo a pactar de nuevo el borrador.

 

Declaraciones del presidente de la RFEC

 

“Sin embargo, nos hemos encontrado, de forma sorpresiva, con la publicación de un borrador del Reglamento de Armas que sí ha incorporado importantes cambios que en ningún momento han sido consultados ni a cazadores ni a armeros”, ha señalado Ángel López Maraver, presidente de la RFEC.

 

“No comprendemos este cambio de actitud después de habernos hecho perder el tiempo durante casi un año en una veintena de reuniones, donde hemos trabajado intensamente con la ICAE para consensuar el borrador del Reglamento de Armas”, ha añadido el presidente federativo.

 

Máxima preocupación

 

Tanto el sector cinegético como el armero están “muy preocupados” por este borrador en el que, entre otras cuestiones, se fija un régimen sancionador extensible a todo tipo de armas reglamentadas, no sólo de fuego, “tratando así a los poseedores de cuchillos o armas de caza, tiro o carabinas de aire comprimido casi como a terroristas”, un endurecimiento “que no tiene igual en ningún país europeo”.

 

Otro de los cambios indica que en los domicilios las escopetas necesitarán estar guardadas bajo llave, con munición por separado, y los rifles en un armero certificado (que no es lo mismo que homologado, aunque se va a permitir su uso durante su vida útil) bajo las medidas que fije la Dirección General de la Guardia Civil, las cuales no se especifican.

 

Más trabas

 

Además, se eliminan las subastas de armas y las armas de aire comprimido pasarán a estar registradas, lo que supone una carga administrativa para armeros, empresas y Administración, y perjudica directamente la cantera de cazadores que se inician con las armas de aire comprimido.

 

Ante todos estos cambios que perjudican directamente a cazadores y tiradores, desde la RFEC se presentarán las oportunas alegaciones al proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Reglamento de Armas, aprobado por el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero.