Pasar al contenido principal
Había desaparecido el 30 de noviembre en Cortijos Nuevos (Jaén)

El cadáver de un joven de 18 años es encontrado por unos cazadores

Quien a estas alturas dude del papel capital de los cazadores en el medio natural tiene un serio problema o intereses que le obligan a negar la evidencia, y si no, aquí tenéis otro ejemplo de nuestra importante labor cuando practicamos la caza.
Cazadores_Perro_Monte_G Cazadores con su braco alemán en el monte.

No es la primera vez que unos cazadores encuentran cadáveres de personas en el campo, y muestra de ello fueron los casos en Cuenca y Tenerife a finales de octubre de 2017, o el más reciente de diciembre de 2018, en Orense y durante el transcurso de una batida.

 

Pues bien, en la tarde del 5 de enero, víspera del día de Reyes, unos cazadores localizaron el cuerpo sin vida de una persona en un barranco de la localidad jienense de Cortijos Nuevos, en la Sierra de Segura, dando inmediatamente aviso de ello a la Guardia Civil.

 

Y según se ha podido saber, el cadáver correspondía al de un joven de 18 años, Christian Foronda, desaparecido el 30 de noviembre en dicho pueblo, dado que coincidía con la descripción del varón recogida en la denuncia interpuesta.

 

Imagen de Christian Foronda.

 

El muchacho residía en Granada y pasaba el fin de semana en Cortijos Nuevos, en casa de su madre. A la espera de los resultados de la autopsia, el caso se mantiene bajo secreto de sumario.