Pasar al contenido principal
DURANTE LA RECOGIDA DE FIRMAS DEL PARTIDO ANIMALISTA

Cazadores con sus galgos le plantan cara a PACMA en Badajoz

Un grupo de cazadores con sus perros se plantó ayer frente a las mesas para la recogida de firmas del partido PACMA, de forma pacífica y en silencio, mientras la presidenta Silvia Barquero se dedica a provocarles sin éxito.
Cazadores frente a las mesas de PACMA aplaudiendo al grito de 'Viva el galgo'

Un grupo de cazadores de Badajoz ayer lo tuvo claro, se manifestaron frente a las voluntarias de PACMA entre las que se encontraba Silvia Barquero, presidenta del partido, para pedir respeto en forma de manifestación silenciosa y absolutamente pacífica. Iban acompañados por sus perros de caza, muchos de ellos galgos, hecho que por supuesto intentó aprovechar el partido animalista para hacer la demagogia barata a la que nos tiene acostumbrados. 

 

Claramente incómoda, Silvia Barquero comenzó a grabar un vídeo -que podréis ver más abajo en la noticia-, en el que según ella mostraba “la que nos han liado los cazadores”, pero a pesar de sus esfuerzos por provocar polémica o conseguir la reacción de alguno de los manifestantes, solo obtuvo el silencio y así quedó demostrado en el vídeo.

 

 

Ante la nula reacción de los cazadores, Barquero cargaba cada vez más las tintas “han venido a manifestarse con los galgos a los que maltratan, a los que tienen condenados de por vida a una vida de miseria, y de sufrimiento, esos galgos que utilizan cuando cazan y que abandonan cuando ya no les sirven”. No contenta aún con las mentiras ya vertidas sentenciaba: “El galgo que no corre o el galgo que no caza ese está condenado a ser abandonado y recogido por una protectora, cuando no muerto”.

 

Firmes, haciendo una demostración de saber estar y de paciencia, los cazadores aguantaron la ola de embustes y calumnias que vertía como acusación directa Silvia Barquero, en la que llegó a insinuar que los cazadores somos unos fascistas “Aquí hay alguien levantando el brazo con un gesto fascista, esto es impresionante” a pesar de que en el vídeo no se ve absolutamente nada ni semejante.

 

Desde que comenzaron la campaña para conseguir las 50.000 firmas que les exige la Ley Electoral para presentarse a las elecciones y que les ha llevado ya por diferentes ciudades españolas, han intentado hacer creer que los cazadores se han presentado siempre de forma violenta e incluso aseguraban que les habían volcado las mesas, a pesar de no haber ni una sola foto o vídeo que lo demuestre. 

 

Publicaciones en la cuenta de Twitter del Partido PACMA

 

En cambio, en el encuentro de ayer quedó registrado por el vídeo que ellos mismos publicaban en sus redes asegurando que “los cazadores intentan boicotear la recogida de firmas”, cuales eran las actitudes de unos y otros. Según Barquero el colectivo de cazadores se siente amenazado por su partido “evidentemente se sienten amenazados por el trabajo que hace PACMA, por que sino no tendrían que venir aquí. Yo no me manifiesto en contra de nadie cuando no se que es una amenaza y aquí los tenéis.”

 

Es curioso además que Nacho Pascual, el candidato a la alcaldía de Girona por PACMA Cataluña, criticaba a los cazadores en su cuenta de Twitter diciendo que “no se trata de estar de acuerdo o no con PACMA, sino de que la gente elija libremente”. Está claro que como dice el refranero español ‘lecciones vendo que para mi no tengo’, por que resulta cuanto menos llamativo, hablar de que cada persona elija libremente siendo cabeza de lista de un partido cuya filosofía es la imposición de sus ideales en la sociedad, gusten o no

 

Imagen de la publicación de Nacho Pascual, candidato a la alcaldía de Girona por PACMA

 

Laura Duarte por su parte, portavoz del partido animalista, aseguraba en su cuenta que  permanecerán firmes y “prohibiremos la caza”. Un claro ejemplo de como entienden la libertad de decisión de cada individuo desde el partido. 

 

Laura Duarte asegura que prohibirán la caza en sus perfiles.

 

Los cazadores reunidos junto a sus perros, se despidieron entre aplausos y vítores que aclamaban “viva el galgo”, dejando allí un ejemplo de respeto para los animalistas radicales que generalmente, carecen de él.