Pasar al contenido principal
En Moguer (Huelva)

Cazadores andaluces rescatan un mochuelo herido en un tendido eléctrico

Nueva muestra del compromiso que el sector cinegético con el medio ambiente y sus especies. En Huelva, los cazadores han salvado un mochuelo herido que había quedado atrapado en un tendido eléctrico.
Cazadores mochuelo El mochuelo en manos de uno de los guardas de la Sociedad de Cazadores de Moguer.

El pequeño animal fue hallado este pasado martes 17 de septiembre por los guardas del coto de la Sociedad de Cazadores de Moguer, en la provincia andaluza de Huelva. Al parecer, el animal se había golpeado con el vallado y no podía liberarse.

El guarda del coto, Armando Romano, tras liberar el mochuelo, dio aviso al Seprona y a los Agentes de Medio Ambiente para entregar esta especie protegida. Seguidamente, fue trasladada al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) para su rehabilitación.

La Federación Andaluza de Caza ha señalado que se trata de un hecho “que confirma una vez más el compromiso de los cazadores andaluces con la conservación y la protección de la biodiversidad”. Tal y como sabemos, este enésimo rescate por parte de nuestro colectivo no es un hecho puntual, sino una práctica que cada vez se repite de forma más habitual.

También en otro punto de Andalucía, un grupo de aficionados rescató recientemente otro animal herido. La pasada semana, miembros de la Sociedad de Cazadores de Bobadilla, en la provincia de Jaén, recuperaban un halcón abejero. Según han confirmado las fuentes, el ave se encontraba desnutrida y deshidratada dentro de los límites del acotado. Una vez que el halcón fue hallado y estaba en manos de los cazadores, se avisó a los Agentes de medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que se hicieran cargo de su recuperación.

 

Cazadores mochuelo

Este argumento queda reforzado con los múltiples ejemplos de los que tenemos constancia día a día. En este medio, hemos publicamos numerosos casos.

Sucesos similares

Varios de los episodios los hemos conocido este mismo año. El pasado mes de agosto, un ejemplar de búho real quedó atrapado en la alambrada que rodeaba una balsa de riego. Por la zona pasó un cazador, que no dudó en ponerse en contacto con los agentes del Seprona para que liberaran al animal de su agonía.

También supimos del rescate de un águila pescadora, esta vez, en el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva (Comunidad Valenciana). El animal, que fue reintroducido junto a otros cuatro ejemplares en el paraje, quedó enganchado entre las jaras de un riachuelo. 

En este caso, el presidente de la sociedad local de cazadores puso su embarcación a disposición del personal de salvamente. Cabe destacar que el colectivo cinegético es, además, parte activa del programa emprendido por la Generalitat. Junto a los técnicos públicos, los cazadores forman parte brigadas de vigilancia en la zona, realizando campañas de concienciación y ofreciendo su total apoyo y respeto a este programa.