Pasar al contenido principal
Participó en el rescate junto a varios técnicos, en el Marjal

Un cazador salva a un águila pescadora de morir ahogada

Un cazador participó en el rescate de un águila pescadora en el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva, en la Comunidad Valenciana, donde evitó que el animal muriera ahogado.
Cazador salva águila Imagen del ejemplar rescatado en el Marjal.

Hace algunos meses se puso en marcha un proyecto de reintroducción del águila pescadora en este paraje protegido, que se inició con la suelta de cuatro ejemplares. Uno de los animales pudo morir este mismo fin de semana si no llega a ser por la intervención de los técnicos del parque y de uno de los cazadores locales.

Al parecer, el águila se enganchó entre unas cañas, junto a un riachuelo, quedando atrapada y sin poder emprender el vuelo. Los técnicos del parque advirtieron que algo raro ocurría, ya que el localizador GPS que llevaba incorporado permaneció en el mismo lugar durante 24 horas. 

Este hábito poco usual, extrañó a los responsables, que iniciaron la búsqueda del animal. En dicho operativo, como hemos reseñado, intervino Antonio Ferrando, el presidente de una sociedad local de cazadores de la zona. Él fue quien puso a disposición del personal su embarcación para emprender el rescate del águila.

Tras un rato de operativo, pudieron dar con la pescadora. En efecto, el animal tenía las alas enganchadas en unas cañas del riachuelo. Aunque a priori estaba en buen estado, parecía debilitado y estaba algo nervioso, según afirma el cazador. El águila pudo ser liberada y, una vez que se comprobó que no sufría heridas de gravedad, se procedió a su suelta.

Según los técnicos y le cazador, el animal puedo quedado atrapado por dos razones. Una de ellas es que descendió al riachuelo en busca de alimento y lo hizo con las alas cerradas, para colarse mejor entre las cañas. Quizás, al tratar de emprender el vuelo, se enganchó.

También es posible que el águila chocase contra uno de los cables del tendido eléctrico que se extiende por el paraje, perdiendo altura y terminando por caer a la zona donde fue hallada. Como han señalado los responsables del rescate, se trata de un ejemplar de poca edad que puede verse expuesto a percances de este tipo por su juventud. “Todavía son muy pequeños. Hay que estar muy atentos a lo que hacen durante estos meses”, remarcan en Las Provincias desde el Ayuntamiento de Pego.

Los cazadores, parte de este proyecto

Este suceso demuestra una vez más el compromiso que los cazadores tenemos que con el medio natural y las especies que lo habitan. No se trata del único caso, ni será el último, en que los aficionados venatorios son parte activa de rescates de diferentes animales, sean o no cinegéticos.

  Cazador salva águila

 

Asimismo, los cazadores de la zona son parte activa de este proyecto de reintroducción. Tanto la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana como los aficionados de los clubes venatorios de Pego y Oliva se han implicado de manera directa.

Desde que las aves fueran reintroducidas en junio en el Marjal, los cazadores han formado brigadas de vigilancia en la zona, realizando campañas de concienciación y ofreciendo su total apoyo y respeto a este programa de la Generalitat.