Pasar al contenido principal
En Estados Unidos

Un cazador pierde una pierna por el disparo accidental de un perro

Matt Branch, un cazador americano, recibió hace unos días un disparo accidental cuando un perro saltó sobre una escopeta. El arma se disparó y al afectado han tenido que amputarle la pierna.
Cazador_pierde_pierna_G Imagen de Matt Branch, cazador que ha perdido la pierna por el disparo accidental de un perro.

Los detalles han sido narrados en Facebook por Micah Heckford, amigo de la víctima. Según ha contado, todo ocurrió el pasado 28 de diciembre. Branch, ex jugador de fútbol americano, se encontraba cazando patos en el bosque con sus familiares y amigos.

 

La cuadrilla estaba escondida entre los árboles para no espantar a los animales. En un momento, se dirigieron hacia una camioneta para cargar las armas. Uno de los perros saltó sobre la escopeta de Matt, del calibre 12, y accionó el gatillo de forma accidental.

 

Cazador pierde pierna

 

El hombre fue alcanzado por los perdigones en el muslo izquierdo, cerca de la ingle. El compañero de Branch cuenta que éste cayó al suelo gritando de dolor. Tras el shock, llamaron a los servicios de emergencia y los cazadores trasladaron al herido a una zona más accesible para la ambulancia.

 

Cuando llegaron a la carretera, aparecieron un par de bomberos voluntarios que trataron de ayudar a Matt tapando la herida y presionando sobre ella. A los pocos minutos, llegó la ambulancia y la víctima recibió los primeros auxilios.
Inmediatamente, fue trasladado a un hospital. Tras varias cirugías, los médicos no pudieron salvar la pierna de Matt, que tuvo que ser amputada.

 

La importancia de la seguridad

 
El narrador del suceso aseguró que Matt Branch se encuentra ahora fuera de peligro y recuperándose de su operación. Además, quiso recalcar que fue una “experiencia absolutamente traumática para todos los involucrados”.

 

En su texto, Micah Heckford recordó la importancia de extremar las medidas de seguridad siempre que se está cazando, teniendo cuidado de no dejar las armas cargadas cuando no se están utilizando.