Pasar al contenido principal
Jornadas sobre seguridad en las batidas de caza mayor celebradas en Barcelona

La caza segura pasa por la formación

Un claro ejemplo a seguir para cazar seguros en batidas de caza mayor son las jornadas de formación que ha llevado a término durante esta primavera-verano la Representación Territorial de Barcelona de la Federación Catalana de Caza.

Preocupada por la práctica de la caza de forma segura y responsable, la Representación Territorial de Barcelona de la Federación Catalana de Caza ha organizado en su territorio un total de cinco intensas y completas jornadas formativas sobre la seguridad en las batidas de caza mayor, que han contado con la participación de más de 1.000 cazadores y cazadoras federados.

Siempre se ha pensado que la educación es una materia que está relacionada con los más jóvenes que van a la escuela, pero en el tema de la caza no es así. La experiencia adquirida es buena compañera de viaje, pero no puede ser nuestra única referencia.

Es importante actualizarse, ser conscientes de las normas y saber cómo comportarnos si queremos cazar de forma segura. Para estas jornadas formativas la RT de Barcelona de la FCC, presidida por Joaquín Zarzoso, se ha contado con un equipo de instructores de excepción formado por J. C. Masoller, Santi Ferrón y Ramón Fitó, quienes han combinado sus ponencias con las que realizaban los representantes del cuerpo de Agentes Rurales de la Generalitat de Cataluña.

Foto de familia de la jornada de Sant Fruitos.

Tenemos que ser conscientes de que la educación en el mundo de la caza es algo que se inicia prácticamente cuando nos sacamos el permiso de armas, o incluso antes, y se prolonga a lo largo de toda la vida.

Foto de familia de la jornada de Vic.

El objetivo primordial que se ha pretendido alcanzar con estas jornadas es que los cazadores realicen su noble práctica cinegética de forma responsable y segura, en todas las situaciones y circunstancias, sin poner su vida o la de los demás en peligro.

Foto de familia de la jornada de Catellvideroncana.

Igual que en la vida, en el mundo de la seguridad en la caza hay que tener en cuenta muchos factores. Todos ellos son importantes y algunos suman, como los conocimientos o las experiencias, pero hay un factor muy importante que multiplica, la actitud, la disposición que tengamos a comportarnos u obrar.

Jóvenes en una de las jornadas.

Estas jornadas han levantado gran interés entre los cazadores, incluso los más veteranos, destacando además la presencia de un importante número de jóvenes y mujeres, que serán, sin ninguna duda, una parte muy fundamental del relevo generacional.

Mujeres cazadoras en una de las cinco jornadas formativas.

Todos los participantes después de la jornada han recibido un diploma acreditativo de su formación, y por su parte la RT de Barcelona de la FCC ha notificado a las autoridades del DARP los datos de las personas que han realizado esta formación de forma totalmente voluntaria.

Ramón Fitó durante su charla.

Destacar finalmente la colaboración de Mutuasport, Gamo y RWS, quienes también han apostado por la formación en seguridad facilitando diferentes obsequios para sortear entre los asistentes a las jornadas. La caza es vida. ¡Viva la caza!

Regalo de munición RWS.