Pasar al contenido principal
En Cáceres

Dos años de cárcel y más de 13.000 euros de multa por robar 150 trofeos de caza

El Juzgado de lo Penal número 2 de Cáceres ha condenado a tres personas a dos años de cárcel y a hacer frente a una multa de más de 13.000 por robar nada menos que 150 trofeos de caza.
Robo cuernas Cuernas recuperadas por la Guardia Civil en una operación (foto: archivo).

Esta sentencia sale a la luz en un momento en que este tipo de delitos se encuentra a la orden del día. Ayer mismo, publicábamos un reportaje donde alumbrábamos acerca de este asunto. La Guardia Civil, con todo detalle, nos explicaba qué encierra esta práctica ilegal que no solo consiste en el robo de cuernas, sino también en recolectarlas sin permiso.

 

En cuanto al suceso ocurrido en Extremadura, los detenidos, como decimos, se enfrentan a dos años de prisión y, concretamente, tendrán que pagar una sanción de 13.594 euros. Según han informado las autoridades, el material sustraído se correspondía con cráneos de venado y gamo. Las cuernas se encontraban en una finca privada ubicada en las inmediaciones de la capital cacereña.

 

Los tres condenados son mayores de edad y uno de ellos cuenta con antecedentes penales. Ahora, se enfrentan a un delito de robo con fuerza, agravado con el de casa habitada.

 

Robo cuernas

 

Los hechos en cuestión tuvieron lugar el pasado 13 de abril de 2018, entre las diez de la noche y las doce y media de la madrugada. Para acometer el robo, los tres implicados rompieron una de las puertas de acceso a la finca. Una vez dentro, arrancaron las rejas de una ventana de la  para trasera de la vivienda, y así internarse a través de ella.

 

Una vez dentro de las instalaciones, los ladrones no perdieron el tiempo. Además de los 150 trofeos de venado y gamos, también robaron una cafetera, una motosierra, una caja de balas, dos linternas y una jeringa de pistola, tal y como recoge Europa Press en un comunicado.

 

Los trofeos fueron finalmente recuperados, aunque no el resto de objetos sustraídos. Al ser hallados, las tablas y trofeos estaban rotos, pero los peritos pudieron tasar su valor y establecer así la preceptiva multa de más de 13.000 euros.

 

Delito de moda

 

Según la Guardia Civil, el robo de trofeos y la recolección de cuernas se han convertido en un “delito de moda”.

 

Durante los meses de marzo y abril, cuando los ciervos y gamos mudan las cuernas, el furtivismo de desmogues se dispara. Siempre y cuando la recogida de los trofeos se produzca en un terreno público y con autorización, no es incurre en ningún tipo de delito.

 

El problema viene cuando los ladrones de cuernas se internan en fincas y montes privados sin permiso en busca de los trofeos.

 

Robo cuernas

 

Como reconoce la propia Benemérita, a lo largo del último lustro, este tipo de furtiveo ha ido en aumento. Encuentra su justificación en el mercado ilegal. La comercialización de cuernas, patas o miembros viriles ha dado pie a esta tendencia al alza. También se ha visto empujada por el aumento del precio de los desmogues: 21 euros por kilo de cuerna en el mercado negro.

 

Son muchas las fincas y propietarios afectados. Pero una de las zonas donde más se sufre este fenómeno son los Montes de Toledo. Se trata de fincas cerradas y, eminentemente, cotos de caza mayor.

 

Casos reseñables

 

En los últimos meses, la Guardia Civil ha realizado con éxito varias operaciones exitosas en relación al robo y tráfico ilegal de cuernas.

 

En junio de 2019, el Seprona detuvo también en Extremadura a dos individuos por el robo de 72 cuernas de ciervo valoradas en 140.000 euros. En este caso, los trofeos no procedían de desmogues naturales, sino que habían sido serrados de las cabezas de los venados.

 

En noviembre, en un cortijo de Cardeña (Córdoba), dos hombres robaron cinco tablillas con cráneos y cuernas de ciervos y gamos. Entre los implicados se encontraba un menor edad de 17 años.

 

Más sonado fue el caso ocurrido este mismo año en el municipio jienense de La Carolina. En febrero, en un espectacular operativo desarrollado en las calles de la localidad, la Guardia Civil detuvo a dos personas que habían sustraído centenares de trofeos de caza, concretamente cuernas de venados procedentes en su mayoría de desmogues. También, algunos de los objetos estaban barnizados, serrados y tenían perforaciones. Esto hace suponer que habían sido ya expuestos. Por tanto, serían directamente resultado de un robo.