Pasar al contenido principal
Para todo tipo de cazaderos y distancias

Otros 5 calibres perfectos para cazar corzos

Esta misma semana analizábamos 5 calibres muy recomendables y eficaces para los corzos, cuya temporada en nuestro país lleva casi un mes abierta. Ahora nos disponemos a hacer lo mismo con otros 5 calibres de lo más resolutivos en los lances corceros.
Corzo_Caza_5_Calibres_G Espectacular corzo en un herbazal.

Y si en el reportaje anterior nos detuvimos en el .243 Winchester, 5,6x57, .22-250 Remington, .224 Weatherby Magnum y .240 Weatherby Magnum, en éste hacemos lo propio con el .25-06 Remington, 6,5x57, .257 Weatherby Magnum, 6,5x68 y .270 Winchester.

 

.25-06 Remington

 

Se ofrece como un cartucho idóneo para el corzo, dado que la capacidad enérgica que aporta resulta muy satisfactoria. Desarrolla muy buenas velocidades, con trayectorias de honesto nivel, y resulta fácil dominarlo al disparar con el rifle porque su retroceso es contenido.

 

El proyectil Winchester Ballistic Silvertip de 85 grains o 5,5 gramos de peso es muy aconsejable para cobrar un animal así. Winchester también tiene otro de 115 grains o 7,5 gramos, de las mismas características pero con energía algo mayor, que le asegura un plus de contundencia con el ‘duende’.

 

Remington Pointed Soft Point Core Lokt o punta blanda aguda de 100 grains o 6,5 gramos.

 

Remington propone la bala Pointed Soft Point Core Lokt o punta blanda aguda de 100 grains o 6,5 gramos, cuya suficiente expansión y buena penetración no dejan lugar a dudas sobre sus efectos de parada en la práctica.

 

El proyectil Sako Gamehead de 117 grains o 7,6 gramos es del tipo Soft Point o punta blanda. Con una velocidad inicial de 910 metros por segundo, se comporta de forma admirable y consigue unos resultados enérgicos incuestionables en el corzo.

 

6,5x57

 

Es otro cartucho que nació en 1893 y que muy pronto logró triunfar en los países del centro de Europa. Posee una energía considerable y es capaz de abatir eficazmente en rececho las piezas de caza mayor europeas.

 

Si el animal objeto de caza es menudo como el corzo y además se mueve entre zonas complicadas, a pesar de que la trayectoria no sea muy rasante, lo que más cuenta es la precisión del arma para colocar el proyectil en su zona vital. Es uno de los cartuchos más utilizados en Europa para estas condiciones de caza, porque conserva excelentes prestaciones prácticas.

 

Munición Sellier&Bellot en calibre 6,5x57.

 

Escogiendo el proyectil TMS cargado con 6 gramos de peso de RWS, estaremos muy bien armados para ello. La bala KS de RWS de 7 gramos también es tremendamente eficaz.

 

.270 Winchester

 

Este cartucho, universal donde los haya, hace posible que todo lo que hemos explicado hasta ahora pueda lograrse de igual manera o quizás más fácilmente con él, ya que es uno de los sobresalientes para la caza del corzo a rececho. Representa una alternativa muy recomendable en manos de cualquier cazador cuyas aptitudes alcancen un cierto nivel, permitiéndole resolver el ‘expediente’ de manera irreprochable.

 

Supreme Ballistic Silvertip de Winchester en calibre .270 Win.

 

Resultará efectivo más que de sobra al utilizar proyectiles de 130 grains o 8,4 gramos, porque son los que alcanzan mejores cualidades balísticas en él. Podremos escoger proyectiles tanto semiblindados como de punta de plástico. Con ellos se puede disparar a distancias largas o muy largas manteniendo una respetable energía y velocidad finales, haciendo más fácil el tiro en la lejanía cuando sea muy problemático aproximarnos a la pieza sin ser vistos por ella.

 

En cuanto a los primeros, los semiblindados, tanto la bala Soft Point de Norma de 130 grains como la TMS de RWS de igual peso son ciertamente magníficas. Con respecto a los segundos, los de punta de plástico, el proyectil Supreme Ballistic Silvertip de Winchester, cargado igualmente con 130 grains, brinda un comportamiento sensacional.  

 

 

.257 Weatherby Magnum

 

Se presenta como un cartucho que está a la par del 6,5x68 y cuyas prestaciones rebasan ampliamente las del 6,5x57. Resulta demasiado enérgico para abatir un corzo, pero en cambio éste será parado sin contemplación, donde quiera que esté, si es alcanzado con un proyectil blando de rápida expansión de 87 grains o 5,6 gramos, como el que ofrece igualmente la propia casa Weatherby. Y si usamos una bala Soft Point de 100 grains o 6,5 gramos, no tendremos que preocuparnos porque también estaremos sobrados de potencia para lograrlo con seguridad.

 

Culatín de un cartucho del calibre .257 Weatherby Magnum.

 

6,5x68

 

A un cartucho como éste, y tal y como hemos comentado al valorar el .257 Weatherby Magnum, lo que le sobra es potencia para cazar el corzo a rececho. No es tan conocido ni difundido como otros calibres en España, pero es extraordinario en piezas medianas que se encuentran a distancias largas en las llanuras y, sobre todo, en la alta montaña, donde los tiros cortos no suelen ser habituales.

 

Es verdad que lo hemos añadido a este grupo porque cuando no se tiene más remedio que abatir un ‘duende’ que se encuentra muy lejos y no existe ninguna posibilidad de acercarse más a él, el 6,5x68 ofrece una ayuda de relevante nivel.

 

Munición RWS del calibre 6,5x68.

 

Dotado de una vaina alargada, la RWS carga un proyectil KS de 8,2 gramos y también otro TMS de 6 gramos, con una velocidad muy alta (1.150 metros por segundo) que para este animal lo convierte en más adecuado y eficaz que el primero.

 

(Texto: E. E. M. / Fotos: Istock y Archivo)