Pasar al contenido principal

La batalla perdida de los pescadores contra los cormoranes

Cormorán levantando el vuelo.

En el norte de España tenemos un macizo montañoso denominado “Picos de Europa”. El citado macizo está ubicado en la parte central de la Cordillera Cantábrica. Los nombrados Picos de Europa están catalogados como Parque Nacional, siendo el más visitado después del Parque Nacional del Teide (Tenerife).

En los Picos de Europa hay osos, lobos, ciervos, rebecos, perdices pardillas (quedan pocas), urogallos (quedan menos), corzos, águilas reales, águilas culebreras, alimoches, buitres leonados, quebrantahuesos, zorros y un largo etcétera que pasa de la centena de animales diferentes. Río Carrión a su paso por Velilla del Río Carrión.

El río Carrión nace a 2.220 msnm, en la Laguna de Fuentes Carrionas, ubicada en el término municipal de Velilla del Río Carrión. Este río discurre íntegramente por la provincia de Palencia (Castilla y León). Pertenece a la Red de Espacios Naturales dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre de la Montaña Palentina.

El citado río pasa por Velilla del Río Carrión, donde han hecho un Centro de Interpretación de la Trucha que es una maravilla, y más si vamos en esta época y vemos a las truchas frezando, pues desde el puente romano se puede ver a las truchas en toda época del año y más ahora que están desovando. Allí hago buenas fotos del abundante martín pescador (las hago bajando a la orilla del cauce del río y dependiendo de la corriente, en ocasiones, he tenido a las truchas frezando a menos de dos metros de mis botas). Cartel del Centro de Interpretación de la Trucha.

Los cormoranes

Me atrevería a decir que no hay frezadero en España, por muy pequeño que sea el río, que no esté visitado por tan lúgubres y voraces pescadores. En Asturias han publicado que este año autorizan el descaste de 240 ejemplares y como ya he dicho en el otro post de este blog, los señores (con perdón) ecologistas les han denunciado una vez más en aras de hacerse notar. Sepan que Asturias es la autonomía de España donde más cuidan y donde más dinero se gasta el Gobierno autonómico en cuidar los salmones y las truchas. Cormorán grande en vuelo.

Y para colmo de males, tanto los moñudos entran tierra adentro y los grandes se quedan en España y Portugal a vivir y criar en verano cuando muchos ríos, muchísimos, van por debajo del caudal mínimo y estas máquinas de pescar aprovechan para esquilmar los ríos, lagos y pantanos con mucha más facilidad.

Es más, en muchos lugares tienen que dejar comida para otro día y sepan que no pasan hambre las garzas, cigüeñas, visones americanos y un largo etcétera que no se ha nivelado, aun cuando Europa ha avisado, pero de eso los señores ecologistas (con perdón) no se han hecho eco, pues peligraría la subvención o la adjudicación de eso que se hace sólo sobre el papel. El papel lo aguanta todo.     

Sepan que la caza selectiva del cormorán está permitida en media Europa y tiene el mismo estatus que en España.

Cormorán moñudo posado junto a un curso de agua.

En España no está autorizada su captura, pero se dan permisos especiales

En estos temas hay que ser precisos para evitar un encontronazo con esos señores (con perdón) que sólo se mueven para ir a denunciarnos; menos mal que ya empiezan a ser ellos los denunciados y no precisamente por los cazadores. Por eso voy a citar algunos artículos de otros medios que, enmarcándolos en el tiempo que media de la fecha hasta nuestros días, nos permitirán hacernos una composición de lugar de como está un tema que clama al cielo.  

Grupo de cormoranes.
  • Polémica matanza de cormoranes a petición de los pescadores El gobierno regional autoriza el sacrificio de 230 aves, acusadas de provocar la disminución de las poblaciones de salmón y trucha. (La Vanguardia, 23-10-2018)
  • Criadores de tencas piden medidas frente al ataque de los cormoranes. Esta especie protegida se come los peces y ha obligado ya a cerrar algún negocio (Hoy, 8-2-2010).
  • Blog - Propaganda de control de aves entre las que entra el cormorán.
  • Medio Ambiente dejará cazar cormoranes en la Albufera por su grave daño a la pesca (Las Provincias 22-1-2015).
  • Recientemente hemos podido ver el afán del Gobierno de Page por colgarse medallas por asuntos en los que no se han mojado durante toda la legislatura; o mejor dicho, sobre temas a los que el PSOE se ha opuesto frontalmente, como es el caso de la pesca deportiva. Sr. Martínez Arroyo, los cormoranes ¿para cuándo? El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, el señor Martínez Arroyo, hace unos días -y rodeado de un ágape con correligionarios políticos del PSOE- hacía gala de la próxima apertura de cotos intensivos de pesca en Castilla-La Mancha. Apertura, por cierto, por imperativo legal de la ley modificada en el Congreso de los Diputados a instancia del PP y votada en contra por el PSOE, entre otros grupos políticos, como así hemos denunciado desde el Partido Popular. (Periódico digital Cuenca News, 26-1-2020).
  • La Comunidad de Pescadores de El Palmar hizo una petición el pasado noviembre para estar al cargo de la organización de los grupos de cazadores. Finalmente la Consejería de Medio Ambiente ha aceptado. El permiso ha sido aceptado tras valorar el daño que hacen a la pesca ciertas aves invasoras. Cada vez el número se ha ido incrementando, pasando de 4.000 a 10.000 especies según todas las fuentes consultadas. Salomé  Pradas ha tomado la decisión de aceptar la petición de pescadores y dar el visto bueno a la caza de los cormoranes. Por otro lado, José Caballer, presidente de El Palmar, anunció ayer que en diciembre ya se dio una asamblea en la asociación para concretar el grupo de cazadores. «Se presentaron una docena más o menos y ahora debemos pasar sus datos y las licencias de caza a la Consejería», comentó. Será la Administración quien se hará cargo del transporte a un vertedero de las piezas abatidas por los cazadores. Es por eso que será necesario fijar zonas donde se pueda practicar la actividad. Caballer informó que un cormorán tiene la capacidad de alimentarse de un kilo de pescado por día, y si tenemos en cuenta todas las especies, las cifras devastadoras para la pesca. «La temporada está resultado buena, sobre todo en lo que respecta a la lista, y es un problema que ahora se reduzca por la llegada de los cormoranes». En más normal ver este tipo de aves pasado el invierno, puesto que prefieren un clima con temperaturas más suaves. Son animales con gran plumaje, buen porte y pico fuerte, capaces de lanzarse a por un pescado de manera inmediata. (www.monterosycazadores.com, 22/1/2015).

Esto no se puede aguantar

Bien puedo moverme por Internet e informarme  e informarles a ustedes a través de sus buscadores e incluso acudiendo a terceros que están en el ambiente. Pero son temas repetitivos donde los pescadores no nos movemos como y donde debemos y los ecologistas se aprovechan de la buena fe de los de la caña o de los reteles (cual es mi caso).

De todas las maneras, a los políticos y demás prebostes capitalinos no les hace gracia que no tengan para comer estos inquilinos peregrinos y multinacionales (vienen del norte de Rusia), pues empezaríamos por el cormorán, seguiríamos por las gaviotas, no nos olvidaríamos de las garzas y mucho menos de las cigüeñas y demás habitantes de los parquecitos capitalinos que están llenos de animales aun cuando vaya el bedel a darles su pitanza antes al amanecer. Cormoranes en un humedal.

Miren ustedes, en España no hay censos serios, ni siquiera estimas de nada, y lo poco que hay, está totalmente desactualizado, descoordinado y confeccionado con miras a que los políticos puedan salir al ruedo y ellos (con perdón) llevarse su estipendio.

Si no nos preocupamos de los inventarios y mucho menos de la limpieza de las masas de agua continentales, no vamos a preocuparnos por la nivelación biológica de los ecosistemas. Y si lo que hay dentro del agua son lucios, siluros, alburnos, cangrejos rojos o señales, además de otros animales alóctonos, pues miel sobre hojuelas.

Lo importante es lo que se vea fuera aun cuando haya que reforzar las poblaciones con ideas en vez de con estudios y censos bien hechos. Claro, y mientras más lo pospongan, más durará en su día y más costará (a lo mejor es de lo que se trata) e incluso pondrán nuevas zancadillas, como esa ley que prohíbe utilizar perdigones de plomo para abatir a los señores cormoranes (caso de estar autorizados por la autonomía) en unos ríos cuyo cumplimiento de las leyes al respecto hemos sufrido en las recientes riadas.

En Asturias pararon en 2007 una nivelación de la población por carecer de perdigones de acero. No son tontos del todo, no, pero tienen muy mala leche, pues ellos sabían que para disparar con perdigones de acero hacen falta escopetas especiales a no ser que uno se juegue la vida si no utiliza una escopeta de unas ciertas características y especial valía.

Un remedio casero

En Velilla del Río Carrión (Palencia), donde no me pierdo nunca la freza de las truchas y donde tengo un amigo que cuida los pájaros silvestres y me deja hacer fotografías siempre y cuando no moleste a las aves, los cormoranes esquilmaban un precioso frezadero que, con sus muchos conocimientos empíricos, hicieron los del pueblo, y además echaron la grava necesaria limpia como la patena donde su sola presencia invita a frezar. Cauce cubierto con cuerdas en Velilla del Río Carrión (Palencia).

Y las truchas respondieron, pero al día siguiente los compañeros veían con dolor cómo los señores cormoranes se habían zampado los huevos y alguna trucha todo por el mismo precio. Ni cortos ni perezosos, mis compañeros cubrieron el cauce con cuerdas con la separación debida para no molestar a las truchas, y resumiendo: nadie sabe cómo los cormoranes grandes siguen esquilmando el lugar, y cada año más, pues cada vez les son más familiares los encordados de colores, no corriendo ningún riesgo si entran andando para introducirse por donde convenga a su corpulencia.

También pescan truchas al paso de las encordadas y están muy atentos a los huevos que mueve el agua. Los muy sinvergonzones se atreven a tomar el sol, después de ahítos, a la entrada del pequeño pantano que está aledaño a la central térmica y luego, a sabiendas de que nadie les molesta, se dan una vuelta por la red de pantanos que les pilla cerca y es preciosa.

No les cuento más debido a que ésta es una web de caza, pero sepan ustedes que un servidor es tan cazador como pescador.