Pasar al contenido principal

En tiempo de esperas… cocinamos jabalí en salsa de chocolate

Jabalí en salsa de chocolate. / Fotografías: Ok Diario

Ya está aquí otra vez la loca de las recetas de caza. Y es que tener al alcance de la mano una fuente de carne de tanta calidad y un valor culinario incomparable, es un privilegio del que disfrutamos los amantes de la venatoria y al que debemos, por muchas razones, sacar el máximo partido.  

En esta época del año, tiempo de calor y esperas nocturnas al jabalí, tenemos la posibilidad de llenar el arcón de una de las carnes favoritas del grueso del colectivo de cazadores. Una carne sabrosa, fácil de cocinar y que nos deja un inmenso abanico de posibilidades sobre qué hacer con ella. Y la receta que compartía Francisco María en Ok Diario, me ha pedido a gritos entrar en mi cocina, así que la comparto con vosotros porque a veces nos falta inspiración cuando nos enfrentamos a los fuegos.

Eso sí, para poderla llevar al plato tiene que pasar siempre por el análisis de un veterinario. La triquinosis, tuberculosis y demás enfermedades de las que son portadores, no son moco de pavo. Y no hay buen plato en la mesa que merezca una enfermedad. Dicho esto, toma nota y prepárate para salivar con un plato digno de los mejores restaurantes:

Jabalí en salsa de chocolate

Jabali en salsa de chocolate.

Tradicionalmente, el chocolate es un elemento que ha formado parte de la gastronomía asociada a la carne de caza. Desde para unas perdices, para corzo o para jabalí, se trata de un elemento que aporta unos matices únicos a un buen guiso. 

Un último consejo antes de lanzarnos a los fogones: la carne de caza es mejor “madurarla”. Es decir, que cuando se despieza el animal, lo idóneo es dejarla 24 horas en nevera reposando y después congelarla y descongenlarla. La congelación romperá las fibras musculares ablandando la carne y el descongelado, sacará toda la sangre que es la culpable del sabor excesivamente fuerte. Ahora sí, ¡manos a la obra con este delicioso plato!

Ingredientes:

  • 400 gramos de carne de jabalí
  • 200 mililitros de vino tinto
  • 80 gramos de cebolla
  • 80 gramos de manzana
  • 50 gramos de zanahoria
  • 30 gramos de pan tostado
  • 20 gramos de chocolate negro
  • Laurel
  • Tomillo
  • Romero
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Elaboración

  1. Picar la carne de jabalí en pedazos medianos.
  2. Lavar, pelar y cortar las manzanas y las zanahorias en rodajas.
  3. Pelar y cortar la cebolla en juliana fina.
  4. Colocar las manzanas, zanahorias, la cebolla, las hierbas aromáticas amarradas y la carne en un recipiente con el vino. Tapar y dejar marinar en la nevera durante un día.
  5. Sacar la marinada y colar reservando el vino.
  6. Calentar una cazuela grande con aceite de oliva y añadir la carne de jabalí.
  7. Incorporar las zanahorias, la cebolla, las hierbas y la manzana cuando la carne esté dorada por fuera.
  8. Agregar a la cazuela con la carne el vino de la marinada y cocinar a fuego bajo cuando este rompa en hervor. Mantener la cocción durante una hora.
  9. Retirar las hierbas e incorporar a la cazuela de la carne el pan tostado y el chocolate. Salpimentar y mantener la cocción durante 40 minutos más.