Pasar al contenido principal

Furtivismo y muchos otros problemas para la caza

Furtivo en un coto de caza.

El furtivismo, aunque algunos se empeñen en achacárnoslo, está a cargo de unos indeseables, que amparados en la violencia y los modernos medios tecnológicos y vehículos campa a sus anchas. Los guardas se sienten desamparados, amenazados de muerte, atacados por individuos drogados y enloquecidos, ante los que no se puede hacer nada. Y cuando se solicita a la Guardia Civil, al Seprona, los medios de apoyo, dejan muchos que desear por la falta de medios. Realmente, el desánimo cunde entre los gestores de los cotos, sobre todo de mayor, que ven cómo las zonas son esquilmadas de noche, con chupete, con visores nocturnos… O se pone fin a estas prácticas cargando la ley sobre los delincuentes o la situación será muy conflictiva.

Furtivo.

Pero no solo es ese el principal problema que vemos en los inicios de esta nueva temporada general. Por ejemplo, esa mixomatosis que ahora parece afectar a las liebres en algunas zonas, aunque el MAPA quiso transmitir un mensaje de tranquilidad,  puesto que los casos se consideran esporádicos, pero ya veremos en qué queda todo eso. También hay otras enfermedades, como la sarna o la tuberculosis, de las que se intenta cortar la incidencia también en la ganadería, pero siempre hay que recordar que la buena salud de las poblaciones cinegéticas viene dada de la comida con la que cuentan y el control realizado por los cazadores.

Liebre.

Y rondando ya por Europa tenemos la peste porcina africana (PPA), para la que la RFEC ha propuesto coordinar una mesa de trabajo multidisciplinar que desarrolle una estrategia de prevención, vigilancia, lucha, control y erradicación, prohibir la entrada de jabalíes de otros países y desde el colectivo cinegético debe realizar un esfuerzo para garantizar mecanismos de bioseguridad.

Jabali PPA.

Y seguimos con los ataques y los desprecios a los rehaleros, la burocracia, la judicialización de los cuidados a los perros, en una situación insostenible que ha llevado incluso a plantear una huelga. No se dan cuenta de que son absolutamente necesarios para luchar contra los daños en los cultivos por el exceso de animales, los accidentes de carretera, los problemas que los lobos suponen por los ganaderos en muchas zonas por sus ataques, unos lobos que este año no se podrán cazar en Castilla y León ya que andamos todavía en los tribunales por las ocurrencias de los animalistas. Continuamos con los ataques de partidos, grupos pseudoecologistas y animalistas contra todo que sea caza, con insultos y amenazas a los cazadores, sin que nadie haga nada, incluida la Justicia. Y hay una situación cada vez más problemática, de abandono y desprotección, que nos llevará a una gran manifestación en Madrid en marzo, bajo el lema "Respeto al Mundo Rural y sus Tradiciones". Allí tendremos que estar todos para mostrar nuestra fuerza. Así que ahora disfrutemos mientras podamos de otra temporada general de menor y mayor, para casi un millón de cazadores, una campaña que en términos generales, a pesar de esos nubarrones que se ciernen, se presenta en general con buenas perspectivas. ¡Buena caza a todos!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.