Pasar al contenido principal

Poniendo los puntos sobre las " i "

Estamos atravesando una época en la que nuestro hijos, gracias a los teléfonos móviles,  ya no saben escribir, ni tienen vocabulario,  pero lo peor es que los profesionales repiten día a día los mismos errores y a la larga se van desvirtuando las cosas. No soy el más indicado para corregir a nadie y por mi parte pido perdón por si en algún momento cometo alguna falta de ortografía, redacción, etc..., pero da la casualidad de que mi idioma materno es el francés y el castellano o español lo intento dominar lo mejor que puedo, aunque no me sea nada fácil y siempre me quede algún cabo suelto. En un reciente programa de televisión sobe la caza oí cómo el director del programa decía "sólo se pueden cazar venados selectivos que no selectos, aunque los dos se escriben con una ¡c!" Bien, un lapsus lo tiene cualquiera y hablar delante de la cámara de TV impone y al final te equivocas (lo sé por experiencia propia y por estar metido por mi trabajo en éste belén).

blogjeanpierre

Mucho peor son las cosas del día a día, como las del hombre del tiempo que nos habla de temperatura en grados "centígrados" que se emplean para medir ángulos y no temperatura. Se conoce que algún listo al ver "C" habrá interpretado que eran " Centígrados" en vez de "Celsius" que son los apropiados. Lo malo es que en teoría el hombre del tiempo es un profesional con título universitario que es de suponer de qué va lo que habla y no un cualquiera. 
Lo mismo pasa con los políticos y sus varias "alternativas", pero bueno son políticos y total una burrada más... no nos libra de espantos. 
En nuestro entorno, el de las armas y la caza, es inadmisible que para el mismo examen para la obtención del permiso de armas  haya fallos, como por ejemplo: entra como definición de "arma de repetición" los rifles semiautomáticos, muy bien pero y los de cerrojo, trombón o palanca ¿no son de repetición quizás ? Serán de repetición manual, pero indudablemente de repetición, lo que les distingue de los monotiros y dobles o express. En cambio si en el test del examen pones en la casilla  como de repetición "rifle de cerrojo", te suspenden.
Lo más flagrante es lo del "calibre" que se lee y oye a todas horas. Una cosa son los cartuchos (metálicos) y otra los calibres. La definición de calibre es perfecta para la denominación de cartuchería de escopeta, es decir calibre 12, calibre, 20, etc... ya que efectivamente corresponden al calibre o diámetro del ánima del cañón de la escopeta, en cambio para los rifles no es así. Un cartucho del .30.06 o uno del .300 Win mag y otros muchos que empiezan por .30 son del mismo calibre (o familia), es decir que tienen el mismo diámetro que el del ánima del cañón o del  proyectil (en su caso la bala) medido a fondo de estrías.  Lo que diferencia un cartucho metálico de otro del mismo calibre es la longitud y dimensiones de su vaina que hacen que su contenido en pólvora y por ende sus prestaciones varíen, ejemplo: 9,3x62, 9,3x74R, 9,3x64. Todos ellos montan la misma gama de proyectiles del mismo diámetro y peso,  y lo que varía es la longitud o configuración de sus vainas, como por ejemplo la del 9,3x74R que lleva una "R" por tener la vaina reborde para ser empleada en monotiros o rifles express. Lo mismo pasa con munición americana, ya que un .44-40, un .44 Rem.Mag y un .444 Marlin montan los mismos proyectiles de diferentes pesos, pero del mismo calibre o diámetro por lo que creo conveniente que se diferencien los cartuchos no por calibres sino por familias, es decir familia calibre .30., familia 7 mm., 8 mm, etc... , cartucho  .30.06, .30.30, .300 Win.mag, etc... 

Lo malo es que incluso en las cajas de munición aparece últimamente : calibre .30.06,  etc...  e  incluso pasan de poner lo del "." (y directamente ponen calibre 30.06),   es decir que cuando se habla de munición americana o anglosajona el "." significa que se habla de décimas de pulgadas o sea que el calibre .30 es en realidad de 0,30 pulgada ya que los yankees no ponen ni el cero, ni comas, sino un punto . Es de lamentar que incluso en las cajas de munición de las marcas más comerciales suelen poner "caliber 30.06" en vez de munición o cartucho metálico  .30.06 sprg. que sería lo correcto.

Los únicos que siguen, menos mal, llamando las cosas por su nombre y diferencian perfectamente "cartridges" de "caliber"  son los americanos, ejemplo:  su anuario: "Cartridges of the world" o sea traducido "Cartuchos del mundo", que es la obra más importante a nivel internacional en cuanto a cartuchería metálica se refiere con más de 1.500 referencias, que ya es decir.

Quizás sea una tontería, pero con simples errores de ortografía ha muerto gente inocente y han ocurrido accidentes mortales.