Pasar al contenido principal

Algunas consideraciones sobre los rifles de palanca

En España, los rifles de palanca no gozan de mucha aceptación, quizás sea por su imagen que los asocia directamente con las películas de indios y vaqueros o porque nos cuesta hacernos con su manejo. Los monteros más viejos se acordarán a lo mejor de las pobres prestaciones de los viejos Tigres del .44.40 que algunos empleaban a finales de los 60 e incluso entrados ya los 70, cuando la oferta y la disponibilidad escaseaban. El caso es que los modernos "palanqueros" no tienen nada que ver con estas antiguas reliquias, ni tampoco nada que envidiar a rifles de otros tipos, teniendo en cuenta que son muy rápidos, contundentes, robustos, fiables y además económicos, es decir ideales para nuestras monterías, sobre todo con vegetación densa. Aún así son muy pocos los que se ven en manos de nuestros monteros y por la cara de estupor que ponen algunos al verme con mi .444 Marlin, debo ser uno de los pocos que luce uno. El rifle de palanca, como todos tiene ventajas e inconvenientes veámoslo en detalles:

Ventajas

Podemos destacar que es corto, manejable, seguro y con un poco de práctica tan  rápido o más como un cerrojo.  Además en calibres como el .444 Marlin,rifle palanca el venerable .45-70 o el potentísimo .450 Marlin es totalmente demoledor para nuestra fauna, sin importarle mucho lo denso que sea la vegetación. También tendríamos que contar con el .44 Rem Mag, que es ideal para cortaderos y con el .30.30 que si les vale a los americanos para los ciervos también nos podría servir para nuestros corzos. Los tiros que se realizan con estos calibres no son tan tensos pero son más largos de lo que uno pueda creer siendo efectivos hasta pasar de los 200 metros, lo que considero una buena distancia máxima para un tiro de montería. Cuando digo 200 m, son 200 metros reales y no los que muchos cazadores optimistas  confunden, a ojo de buen cubero no con medidor láser,  con hipotéticos 300 y 400 metros. Los proyectiles, por su configuración, son algo más lentos y con mayor caída, pero la diferencia entre lo que indican las tablas balísticas y la efectividad real en el campo no es tan grande como aparenta. Siempre he dicho que hay que desconfiar bastante de la balística "de papel", ya que entre lo que nos dan las fórmulas matemáticas y lo que ocurre en la caza real hay un abismo. Si no es así, que me expliquen como se puede cazar un elefante con una simple flecha o con un jabalí con un proyectil esférico (bola de plomo) de un rifle de avancarga.

Desventajas

Al ser ( por lo menos en los rifles antiguos) el cañón solidario con el almacén tubular, al calentarse este último y el almacén no, se producían tensiones entre uno y otro lo que  tenía como consecuencia que el punto de impacto iba variando (lo que llaman los yankees "walking") siguiendo una especie de curva. Esto en los rifles modernos no ocurre ya que almacén y cañón ya no van unidos y el cañón puede dilatarse a gusto, además no hay que comparar los tiroteos con los indios con los escasos tiros que uno tiene la oportunidad de repetir en una montería. !Ojalá se nos llegue a calentar algún día el cañón! También los tachaban de imprecisos, cosa que con los cañones con microestrías como los que monta Marlin ya no es verdad y sino veánlo con las fotos de mis blancos. Y por último, al ser los cartuchos de punta chata por motivo de seguridad y me explico: Al estar los cartuchos almacenados, uno tras otro,  en un depósito tubular debajo del cañón, se tocan las puntas con los culotes de las vainas y por ende apoyan sobre el pistón o fulminante. Con el efecto del retroceso si fueran estas "puntas" puntiagudas podrían percutir el cartucho situado delante y así ocurrir una serie de disparos en cadena. Al ser estas puntas chatas o planas esto no ocurre. El problema de las puntas chatas es que no vuelan tan bien como las "spitzer" y al frenarlas el aire caen antes. El problema lo ha solucionado el fabricante americano Hornady con sus balas LEVERevolution que si son de tipo Spitzer y ganan un 30% o más de velocidad, energía y obviamente tienen una trayectoria mucho más plana. La solución es que la punta, en este caso totalmente "puntiaguda" es de goma blanda y no puede percutir nunca el fulminante. Estoy por recibirlas y poder probarlas en breve.

Excepción

Hay un rifle de palanca que no tiene ninguno de estos inconvenientes que es el Browning BLR que además de desmontable tiene cargador de petaca y se hace en creo que son 11 calibres diferentes entre los cuales están los novedosos short magnum tales como magnífico el .270 WSM.