Pasar al contenido principal

Benelli Vinci: una escopeta totalmente sorprendente

Acabo de probar la semiautomática Vinci, la última creación de la casa italiana Benelli, una escopeta que no puede dejarte indiferente. Y es que cuando uno cree que ya lo ha visto todo en el mundillo de las armas, siempre llega algo nuevo que te rompe los esquemas; pues bien, eso es lo que me ha pasado con esta Benelli Vinci.

Como dijo Leonardo da Vinci, " la simplicidad es la mayor sofisticación" y desde luego esta escopeta, llamada Vinci en su honor, lo ilustra a la perfección. Nada más sacar su estuche del embalaje de cartón en que venía ya me sorprendí, puesto que el estuche es de sección cuadrada, similar a una especie de viga con un asa. Vamos, que resulta totalmente psicodélico para ser el estuche de un arma.

Al abrirlo se separa en dos mitades "triangulares", una con una tapa debajo de la cual se encuentra el cañón, y la otra coVinci-2n dos piezas, la culata y la delantera. Ante tal rareza tiré del folleto, me lo leí a fondo (nunca lo hacemos y así nos va luego, por cierto) y tras la lectura, y en tan sólo tres movimientos pude montar la escopeta

La cosa no es complicada: se coge la culata con la mano derecha y el cañón con la izquierda y se hace coincidir la solista del cañón con un punto marcado en blanco sobre la culata, se encajan dos piezas metálicas y se realiza un giro 90 grados. En este momento ya está sujeta la culata al cañón. A continuación se coge con la mano izquierda la delantera, que se engancha debajo del cañón, y se gira el tapón del almacén de munición, y ya queda todo queda montado.

Hay que decir que las primeras veces cuesta realizar el montaje y desmontaje, pues las piezas vienen muy ajustadas. Realizada esta operación de montaje ya tenemos lista para disparar la Benelli Vinci. Pero su innovación no se queda sólo en eso, sino también en el aspecto de la escopeta, que rompe con el de cualquier otra, teniendo en cuenta que culata y la delantera son de material sintético. Veámosla por partes:

La culata

Es de material sintético (technopolímeros)  y parecida a la de otros modelos, equipada con el sistema "Confortech Plus", que incluye un lomo de goma blanda para amortiguar el golpe en la cara, y células de gel que discurren a lo largo de una diagonal que recorre el largo de la culata y que se encargan de reducir el retroceso y evitar que el cañón del arma suba al disparar. También incorpora una cantonera especial. Además, el pistolet lleva unas ranuras antideslizantes talladas en la masa.

El cañón

Es de sistema inerciaVinci-1l "Benelli System", con la peculiaridad que esta vez no tiene el muelle recuperador detrás, metido en la culata, sino dentro del cañón, en el mismo eje que este, por lo que resulta que las fuerzas que se ejercen al disparar están alineadas y el equilibrio de la escopeta mejora sustancialmente, por lo que no se pierde la puntería entre los disparos.

Además el cañón va totalmente flotado, está criogenizado y tiene criochokes. Para desmontar el sistema basta empujar una pieza de plástico hacia abajo y todo sale por detrás: muelle, masa de cierre, etc... A decir verdad, es de una simplicidad extrema.

Delantera

Es también de material sintético e incluye el mecanismo de disparo y el tubo almacén de munición. El mecanismo de disparo es fácil de limpiar al quedar totalmente al descubierto, y el almacén de munición se puede sustituir por otro de diferente capacidad mediante un simple giro.

Esta delantera incluye, por supuesto, el botón del seguro, la retenida del cierre y el cutt-off del almacén de munición. Su diseño, tal como se puede apreciar en las fotos, es totalmente ergonómico.

La prueba

Como todas las Benelli, teniendo en cuenta su sistema inercial resulta algo más larga, pero su equilibrio es magnífico y el reparto de masas es excelente (pesa 3,150 kilos). La sensación de tiro es magnífica y apenas se notan las cargas fuertes (y me refiero a las magnum). En cuanto a rapidez de tiro y precisión mejora con respecto a los modelos anteriores.

Como conclusión, sólo nos queda decir que tenemos en esta Benelli Vinci una escopeta totalmente vanguardista que hará las delicias de muchos cazadores, sobre todo de los que busquen algo nuevo y de fácil mantenimiento. Y, por si fuera poco, se sirve en cuatro colores: negro, verde, arena o marrón.