Pasar al contenido principal
EL GOBIERNO RECONOCE EL AUMENTO SIGNIFICATIVO DE POBLACIÓN

Se podrán cazar lobos en Cantabria esta temporada: con un cupo de 34 ejemplares

El Gobierno de Cantabria ha establecido oficialmente un cupo de 34 lobos para la comunidad autónoma, que podrán abatirse durante la temporada que comienza hoy jueves 1 de agosto.
El censo ha establecido que en Cantabria existe una población de casi 200 ejemplares de lobo. El censo ha establecido que en Cantabria existe una población de casi 200 ejemplares de lobo.

Ayer se publicaba en el Boletín Oficial de Cantabria la resolución por la cual queda establecido un cupo de 34 ejemplares de lobo, que serán a lo largo de la temporada 2019-2020 que da hoy el pistoletazo de salida, objeto del control poblacional que se corresponde con la aplicación del Plan de Gestión del Lobo en Cantabria, aprobado durante el mes de abril.

 

Los 34 ejemplares se corresponden con una tasa de extracción del 20%, de los 171 ejemplares que han sido censados en la región. En la actualidad hay reconocidas 23 manadas en toda Cantabria, de las cuales 19 son fijas y 8 de ellas se comparten con las provincias limítrofes (dos con Asturias, una con León, tres con Palencia y dos con Burgos), lo que supone un aumento de población significativo ya que en el último censo de 2015 se contabilizaron 15 manadas. 

 

Los lobos podrán ser abatidos por dos métodos diferentes:

 

  • Durante el curso de la actividad cinegética ordinaria: es decir, durante el curso de las batidas de jabalí, tanto en la Reserva Regional de Caza Saja como en los cotos de caza que se indican en la resolución. De los 34 podrán ser abatidos en la práctica de la cinegética ordinaria 28 ejemplares, con un cupo de un solo lobo por batida hasta que se completen los 28. 

 

 

  • Mediante el personal de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático. 

 

 

Lotes geográficos

 

Dentro de la resolución, se detalla en un anexo la distribución geográfica de las capturas. Los lotes de la Reserva del Saja están incluidos parcial o totalmente en el Parque Nacional de los Picos de Europa y, tendrán validez en el computo total del cupo los lobos abatidos en en los municipios de Asturias y León limítrofes con dichos lotes. Cuando se haya cumplido el número de ejemplares asignados a cada lote, abatir un nuevo ejemplar requerirá de una autorización específica procedente de la Dirección General. 

 

Evolución de los cupos, consecuencia de los daños 

 

El número de lobos fijados para abatir en esta temporada se ha fundamentado en la evolución poblacional de la especie, “que requiere de medidas de gestión de sus poblaciones, teniendo en cuenta la evolución de los daños a la ganadería en Cantabria”. Para el cupo y el reparto de lotes se ha tenido en cuenta también un informe elaborado por el Servicio de Conservación de la Naturaleza sobre la movilidad de los núcleos familiares de la especie. 

 

Lobos, donde se supone que no puede haberlos

 

Mediante un comunicado, el gobierno cántabro ha reconocido que la evolución de las poblaciones ha sido muy favorable y durante los últimos años, en los que no ha estado permitida su caza, se han incrementado las poblaciones y con ellas los daños provocados en las ganaderías. Incluso se ha detectado una mayor presencia cada vez de lobos en las zonas 2 y 3 del Plan de Gestión del lobo, que hacen referencia a “las zonas no adecuadas para su supervivencia” por la ausencia casi total de ganaderías extensivas, escasas presas silvestres y un alto grado de humanización del medio.