Pasar al contenido principal
ATAQUES DE LOBO

Asturias exige más batidas de lobo tras un nuevo ataque

Los vecinos de Cangas de Onís sufren a diario los ataques de los lobos sobre sus ganaderías, por lo que el presidente de Foro Cangas ha solicitado al Principado que se autoricen más batidas de lobo para controlar la situación.
Los ataques de lobos en Asturias tienen en jaque a los ganaderos, que ahora exigen más batidas para el control poblacional del depredador. Los ataques de lobos en Asturias tienen en jaque a los ganaderos, que ahora exigen más batidas para el control poblacional del depredador.

Los ganaderos asturianos están desesperados y hartos de ver, como su medio de vida agoniza entre las fauces de los lobos. Los ataques al ganado son constantes y los ganaderos están viendo como sus recursos y sus fuerzas para combatir la situación se agotan, poniendo en jaque el medio de subsistencia de la mayor parte de la población asturiana. 

 

Ayer se produjo un nuevo ataque fatal de los lobos a un rebaño, cuando una oveja y su cordera recién parida fueron devoradas en en el bosque de Sotu Cangues, a escasos metros de una parada de autobús en la carretera de Covadonga y a plena luz del día.

 

Este último ataque provocó el estallido de Pedro García Ramas, el presidente de Foro Cangas de Onís. Mediante un comunicado oficial, García ramas exigía al Gobierno del Principado de Asturias que se tomasen medidas especiales para defender a los ganaderos de una situación que va a terminar por acabar con la cabaña ganadera de la comunidad. 

 

El presidente de Foro Cangas, instaba al Gobierno para que “intervenga de modo urgente ante los ataques diarios de lobos a rebaños de los ganaderos asturianos”. Las medidas que solicitaba García Ramas, era la autorización de nuevas batidas para el control de lobos, a través de las que se pretende “para dar protección a los ganaderos y a los vecinos del entorno rural”. 

 

Aunque no se quedó ahí. La situación de la comunidad asturiana ha llegado a un punto en el que se ha tornado insostenible, si no se toman medidas de excepción. En su escrito, el presidente de Foro Cangas también solicitó “una gestión diligente de las ayudas por daños que contemple el lucro cesante y la declaración del lobo como especie cinegética”.

 

Los ganaderos asturianos, hartos del lobo 

 

Casi todos los términos de la región se están viendo afectados por el constante incremento de las poblaciones de lobo, que se traduce en un mayor y más frecuente número de ataques, que han acabado por convertirlos en la tónica diaria. 

 

A primeros de este mes, Marcelino Martínez, alcalde de Sobrescobio, lanzaba un grito de alarma por los daños que está generando el depredador en su municipio, “Ya está bien. Hay que tomar medidas porque si no acabarán comiendo a las personas. Esto es algo muy gordo”. Su indignación estalló tras conocer un nuevo ataque de lobos en el que murieron seis ovejas en la población de Soto de Agues. La gota que colmó el vaso, “es que llevamos una veintena de animales muertos en el plazo de un mes”.

 

Martínez, asegura que a pesar de que tiene constante contacto con el principado y la Guardería del Medio Rural, su preocupación empieza a extenderse a los vecinos y ya no solo a las reses de la cabaña ganadera, “es preciso que se haga algo, porque cada vez el lobo actúa más cerca de las viviendas y en muchas zonas pobladas. Lo ha hecho ya en Rioseco o en Villamorey”. 

 

En el término de Liviana también están cansados de los ataques del cánido, donde hace nada sufrieron otro ataque en una de las fincas de la zona en el que el propietario perdió dos ovejas. Manuel González, responsable de la explotación, asegura que la situación es insostenible ya que la administración le indemnizó con 135 euros por ambos ejemplares, cuando su precio en el mercado sería de más de 150 cada una. 

 

Manuel se siente abandonado y desprotegido, “psicológicamente estoy muy mal”, reconocía desesperado. “No tenemos protección alguna, te prohíben hasta arreglar un camino y luego sufres estas cosas…”, lamentaba el ganadero.