Pasar al contenido principal
YA DISPONIBLE DE FORMA GRATUITA PARA LOS AYUNTAMIENTOS

Arqueros a examen para acceder al Servicio de Control con Arco de Especies Silvestres

En total 26 arqueros se encuentran participando en el curso de formación teórica y práctica, para poder realizar labores de control de fauna silvestre de SCAES, del que tendrán que examinarse y aprobar todos los bloques.
El curso de formación se compone de tres bloques: teoría, práctica diurna y práctica nocturna. El curso de formación se compone de tres bloques: teoría, práctica diurna y práctica nocturna.

La caza es la mejor y única herramienta eficaz para controlar las poblaciones silvestres, y la caza con arco además resulta extremadamente útil por diversos motivos. El Servicio de Control con Arco de Especies Silvestres se dedica a entrenar arqueros para realizar las labores de control poblacional, pero antes, los aspirantes deberán superar una serie de pruebas tanto teóricas como prácticas para pasar a formar parte del grupo de agentes de control de fauna. 

 

El curso que comenzó a las 10 de la mañana, cuenta con un bloque teórico seguido de uno práctico y un examen final de cada parte. Durante la formación, los aspirantes pudieron conocer en qué consiste este grupo y cual es el objetivo de su creación, así como los protocolos de actuación, cómo funciona el servicio que presta, las pruebas de acceso, el organigrama, o la forma de funcionamiento. 

 

Además, con el objetivo de optimizar los recursos y velar siempre por el bienestar animal y el equilibrio medioambiental, el curso contará también con una parte teórica en la que se estudiará la morfología de cada especie cinegética y los puntos vitales de esta. El objetivo de este bloque del temario, es que cada disparo sea lo más eficaz posible, garantizando el éxito la labor de control y minimizando siempre en la medida de lo posible, el sufrimiento del animal abatido. La formación práctica tuvo lugar en la finca llamada “El Molinillo” de la localidad de Mijas, en Málaga. El curso de prolongó hasta altas horas de la madrugada y los participantes, tuvieron que realizar numerosos entrenamientos y pruebas prácticas, que además sirvieron para analizar los equipos que llevaba cada participante. 

 

Las pruebas prácticas se realizaron en dos bloques con objeto de preparar a los arqueros de la mejor manera posible, para las circunstancias a las que se van a enfrentar durante la puesta en marcha de las labores de control. Un primer bloque de 18:00 horas hasta las 21:30 sirvió para realizar las pruebas diurnas, pero como suele ser habitual en la naturaleza, los animales se mueven más durante las horas de la noche, por lo que el segundo bloque comenzó a las 22:30 hasta la 1 de la madrugada, para realizar el entrenamiento nocturno. 

 

Una vez superado el examen, los alumnos que hayan conseguido el apto recibirán la pertinente notificación (en este caso telefónica) por parte de la Escuela de Caza. Los que consigan aprobar, pasarán entonces a recibir un nuevo curso de formación especializada y de entrenamiento continuado para el control de las especies silvestres. Los alumnos que no hayan conseguido superar los exámenes, recibirán igualmente la llamada de la Escuela de Caza, para ofrecerle una recuperación de cualquiera de los tres bloques que hayan suspendido -teoría, práctica diurna o práctica noctura-

 

La iniciativa es un proyecto de la Federación Andaluza de Caza, quien mediante del Servicio de Control con Arco de Especies Silvestres se pone a disposición de los ayuntamientos y entidades que requieran un control de población, de forma totalmente gratuita.