Pasar al contenido principal
Uno de los temas abordados será “Emociones Animales”

Aragón meterá el animalismo en las aulas

El Gobierno de Aragón ha decidido en sus aulas las ideas animalistas. El programa ‘Mundo Animal’, puesto en marcha por el Departamento de Educación, llegará el próximo curso a los alumnos.
Aragon_animalismo_aulas_G Foto de archivo de dos ejemplares de Beagle.

El Ejecutivo liderado por el socialista Javier Lambán, que fue investido con los votos de Podemos e Izquierda Unida, considera que “el respeto por los animales es una actitud que se educa y que pretende despertar la sensibilidad hacia ellos y hacia situaciones de maltrato a las que se ven sometidos en nuestra sociedad”. Sin duda, esta afirmación podría interpretarse como una declaración de intenciones, ya que, como sabemos, la caza es una de las actividades contra las que el animalismo carga de forma más dura.

 

El programa apuesta por “inculcar que la violencia ejercida contra los animales es rechazable, al igual que la que se produce por razones de sexo, raza u orientación sexual, generando de este modo actitudes de respeto globales durante la infancia”.

 

"Fomentando desde la infancia"

 

Para la Diputación General de Aragón, con la iniciativa “se trata de fomentar la empatía en la infancia y la adolescencia desde la idea de que los animales de nuestro entorno deben ser respetados y, promover, en definitiva, una convivencia sana entre personas y animales”.

 

De forma previa a la introducción del proyecto, los centros deberán realizar una encuesta y un trabajo de preparación y motivación con los alumnos, que se completará con una sesión de formación, tal y como informa El Diario.

 

Cada colegio e instituto aragonés contará con un profesor que coordinará el programa. Se llevará a cabo a lo largo de cien sesiones distribuidas en tres bloques temporales, de noviembre a enero, de enero a marzo y de marzo a mayo.

 

Algunos temas abordados

 

A la espera de que el Gobierno informe más profundamente, ya se conocen algunas de las líneas maestras. Por ejemplo, uno de los módulos aborda la “fauna urbana en el entorno escolar”. A este respecto, estaría bien saber si la real y creciente problemática de la sobrepoblación de especies será abordada aquí, algo que dudamos.

 

Otro de los bloques tratará sobre “emociones animales”. Poco más se sabe de este asunto, aunque se puede atisbar aquí el marcado corte animalista, a la par que dudoso. Sobre dicho módulo, no sabemos si se inculcará a los alumnos la humanización de los animales, algo que, como ya hemos señalado en numerosas ocasiones, supone una corriente de maltrato animal.