Pasar al contenido principal
Es el mismo refugio que operó un 'peluca' tras castrarlo

¡Escándalo animalista! 'Roban' un corcino a su madre y se les muere

La Reserva Wild Forest ha protagonizado un nuevo escándalo que ha provocado la muerte de un corcino. Lo encontraron en el campo y lo apartaron de su madre.
Animalistas roban corcino Imagen del corcino que los animalistas se llevaron del campo, poco antes de morir.

El refugio animalista, ubicado en las inmediaciones del Parque Natural de Montserrat (Barcelona), es el mismo que hace solo unos días intervino quirúrgicamente un corzo para extirparle la peluca sin saber que lo habían provocado ellos mismos al castrarlo.

 

Este tipo de episodios demuestran que algunos colectivos que se hacen llamar animalistas, ni siquiera tienen el conocimiento suficiente para tratar con animales. Debido a ello, en muchos casos, son los causantes de grandes desastres en la fauna.

 

Ignorancia animalista

 

Tras la metedura de pata que relatamos en este medio, ahora, han vuelto a protagonizar un suceso escandaloso. La propia Reserva Wild Forest lo ha hecho público en su perfil de Instagram, por supuesto, sin ser conscientes de la atrocidad que han cometido.

 

 

Al parecer, un par de colaboradoras del refugio se encontraron un corcino en el campo. Haciendo gala de la habitual ignorancia animalista, no tuvieron mejor idea que llevarse a la cría, apartándola de su madre y trasladarla hasta las instalaciones de la reserva animal.

 

Evidentemente, con este hecho, no solo cometieron una grave infracción. También estaban condenando a muerte al corcino. En efecto. Días después, el animal falleció a consecuencia de este ‘robo’, debido al estrés y la apatía de ser apartado de su madre.

 

Animalistas corcino muere

 
Para vender la moto (o simplemente porque no tienen ni idea), los responsables del refugio argumentaron que el animal estaba cerca de una carretera y por eso lo cogieron. En estos casos, lo prudente es no tocar al animal y alejarse de él. Cualquier traza de olor humano provocaría que la madre lo rechazara y muriera de hambre o a manos de cualquier depredador.

 

No obstante, desde el refugio han afirmado torpemente que el animal se encontraba “solito” y abandonado. Asimismo, en la propia publicación de Instagram también se ataca a nuestro sector. En un momento, se dice que seguirán “luchando para que los animales cinegéticos IMPORTEN y dejen de considerarse animales de caza”. Alguien debería decirle este colectivo ignorante que los cazadores somos los primeros en invertir nuestro tiempo y dinero en el cuidado de los corcinos y demás ejemplares, respetando siempre las vedas y cupos de especies.

 

El caso es que los animalistas de Wild Forest pretendían hacer un acto de bueno y, precisamente, consiguieron el efecto contrario. Así se han encargado de recordárselo algunos usuarios en Instragram.

 

Corcino muere animalistas

 

Uno de ellos, les explicaba que con esta imprudencia habían “condenado a muerte” al corcino, pues como bien sabemos, su madre se encontraba comiendo en un radio de acción cercano, teniéndolo controlado en todo momento. Añadía además este usuario que “para salvar animales hay que empezar por saber de animales”

 

El caso es que desde el refugio no se ha dado ningún tipo de excusa o argumentación al respecto. Tras ellos, se dan cita un gran número de seguidores alentando la atrocidad y mostrando su pena por la muerte del corcino. Pero ninguna alusión a la metedura de pata de los responsables de Wild Forest, seguramente a causa de un profundo desconocimiento de la realidad.

 

Si te lo llevas, morirá 

 

Para evitar escándalos como el que acaba de protagonizar la Reserva Wild Forest, la Asociación del Corzo Español (ACE) ha vuelto a presentar recientemente su Proyecto Corcino anual.

 

Como cada año, con la llegada de la primavera, son muchos los corcinos que, ocultos entre la vegetación, perecen víctimas de la maquinaria agrícola, de perros incontrolados o son recogidos, de forma inconsciente, por personas que desconocen el comportamiento reproductivo del corzo.

 

Proyecto corcino

 

A este respecto, la ACE recuerda que no se debe tocar un corcino bajo ningún concepto. Aunque pensemos que está abandonado, no es así. Esa es su estrategia de defensa y la madre no andará lejos vigilando escondida.