Pasar al contenido principal
Aparece otro controvertido vídeo

Las animalistas de las gallinas violadas vuelven a sacudir las redes: "no comáis huevos"

“No comáis huevos”. Este es el mensaje que lanzan las dos animalistas que estas últimas horas se popularizaron por un vídeo donde afirmaban haber separado los gallos de las gallinas para que estas no fueran violadas.
Animalistas gallinas violadas Las dos activistas protagonizando el nuevo vídeo que no deja de compartirse en redes.

En las últimas horas ha sido uno de los temas más comentados en redes sociales. Incluso, algunos medios nacionales se hacían eco de un vídeo donde dos activistas del Santuario Animal Almas Veganas decían que habían separado gallos y gallinas para evitar que fueran violadas.

 

Entre el humor y el estupor, numerosos usuarios hacían distintas referencias, dudando hasta de la veracidad del vídeo. Hay quien señalaba que podía a llegar a tratarse de una parodia. No es el caso. Y es que después, ha vuelto a salir un vídeo donde las mismas animalistas regresan a la carga con las gallinas. De nuevo, las redes han vuelto a mostrar su sorpresa.

 

En la pieza, que podéis ver al final de estas líneas, hablan sobre los problemas de comer huevos y la industria que rodea a este producto. En este caso, lo hacen presentando a ‘Seta’, una gallina que ha estado en una granja.

 

Una de las animalistas sostiene que las gallinas, “como todos los animales, son explotados y esclavizados toda su vida para convertirlos en productos que no necesitamos”, como son la carne y los huevos. Cuentan que los ejemplares son modificados genéticamente y padecen problemas de descalcificación al cumplir su función natural, como es poner huevos. Comparan este acto con tener la regla “siempre o la mayoría de las veces de vuestra vida”.

 

"No comáis huevos"

 

Todos estos argumentos, se resumen en un mensaje con el que pretender imponer sus ideales y adoctrinar. “No comáis huevos, básicamente. Si coméis huevos financiáis esa industria”, explica una de ellas. Seguidamente, comenta que “si las consideramos como iguales, no podemos quitarles lo que es suyo”.

 

“Ser vegana es ser activista y dejar de utilizar a los animales porque no son recursos y no son productos”, prosigue otra animalista. Para finalizar, afirma que no comer huevos ni consumir ningún derivado de los animales es muy fácil y, a su juicio, es “lo mínimo que podemos hacer”. “No comas sus huevos, son suyos”, afirman otra vez para cerrar el vídeo.