Pasar al contenido principal
En Suecia

Las redes estallan: animalistas acosan a unos cazadores y provocan una pelea

Un grupo de animalistas trató de sabotear una cacería a través de continuas provocaciones. Los aficionados terminaron perdiendo los nervios y respondieron. Ocurrió recientemente en Suecia.
Animalistas cazadores pelea Los animalistas no pararon hasta conseguir su objetivo.

El vídeo ha alcanzado una gran viralidad en pocas horas, compartiéndose sin parar en las redes sociales. Desde entonces, una gran indignación ha invadido el colectivo cinegético. Y no es para menos, pues se trata de una situación muy desagradable que muchos aficionados han tenido que vivir en sus carnes. El acoso, el hostigamiento, los insultos, la provocación… Continuos ataques por parte de radicales animalistas y ecologistas que parecen tener carta blanca para todo.

 

Respecto al suceso, como decimos, tuvo lugar hace unos días en Suecia. Un grupo de cazadores estaba practicando su afición en el campo, como siempre, bajo la más estricta legalidad. De repente, varios animalistas encapuchados irrumpen en la zona acosando a los aficionados, grabando con los móviles y tratando de sabotear la cacería

 

Los cazadores rehúyen el conflicto

 

En todo momento, destaca la actitud de los cazadores, que mantienen la entereza sin caer en las constantes provocaciones. Mientras los hombres se alejan tratando de evitar el conflicto, los anticaza continúan con su acoso, persiguiendo a los cazadores, saboteando la jornada y tratando de buscar la reacción.

 

Una animalista se acerca entonces a un cazador y le grita en voz alta. El hombre continúa rehuyendo para no caer en la provocación. Pero finalmente, los radicales consiguen su objetivo y el hombre termina por perder los nervios. Comienza entonces una pelea con algunos empujones y puñetazos. El cazador suelta su arma en el suelo y un par de animalistas se lanza a por él, que se defiende.

 

En ningún caso justificamos la violencia, ni mucho menos, pero la reacción del cazador es la respuesta que cualquier persona podría tener si, de forma continua, tiene que aguantar linchamientos de este tipo. Las imágenes hablan por sí solas y demuestran quién iba en busca del conflicto y quién trató de evitarlo hasta prácticamente el último momento.

 

 

Desde diversos perfiles y entidades del sector se viene avisando desde hace tiempo. Este tipo de situaciones vienen provocadas por parte de varios colectivos radicales cuyo único objetivo es el enfrentamiento. Si las autoridades no toman medidas, tarde o temprano es inevitable.


Por su forma de pensar, los radicales no son capaces de respetar actividades como la caza, que se realiza bajo el amparo de la ética y la ley. Después, realizan sabotajes como el de Suecia y la consecuencia es la que acabamos de ver.
 

 

"Un cazador está abusando de dos activistas"

 

Es el titular que ha dado un medio de comunicación del país sobre la noticia. La página de información nyheter24.se publicaba el vídeo en una bochornosa manipulación de la realidad, asegurando que “en el grupo de Facebook Hunt Saboteurs Sweden, hay un video en el que un cazador está abusando de dos activistas de los derechos de los animales durante una cacería en Skåne. ¡Queremos advertir contra imágenes fuertes!”. Por si fuera poco, en su descripción de como sucedieron los hechos narran que todo comenzó con "un cazador robando el teléfono móvil de un activista”. Resulta clamorosa tal afirmación cuando en las imágenes se puede observar claramente como el cazador le da con la mano y el teléfono cae al suelo, ya que entre otras cosas y atendiendo a la ley de protección de datos, nadie puede grabar a otra persona y difundir las imágenes sin su permiso. 

 

“Cuando varios de los cazadores han abandonado la escena, uno de ellos guarda su rifle para comenzar a enfrentarse a uno de los activistas", continúa en la bochornosa redacción de la noticia el diario sueco, prolongando la mentira anterior ya que el cazador soltó el arma cuando comenzó a ser agredido por la activista enfurecida y violenta. Quien por cierto, no atacó sola, sino acompañada de otro hombre encapuchado. La vergonzosa escena que protagonizaron los activistas, además de un ataque completamente fuera de lugar y buscando la provocación en todo momento, “termina en una gran pelea y en el video puedes ver al cazador pateando y golpeando a dos de los activistas por los derechos de los animales”.

 

“Esta no es la primera vez que los cazadores y los activistas por los derechos de los animales se han peleado. En enero de 2018, un cazador agredió a un joven de 17 años”, terminan dando la puntilla con un dato que visto lo anterior, "se han sacado de la manga", como se diría coloquialmente.