Pasar al contenido principal
LAS IMÁGENES RELATAN LA CRUDEZA DEL ATAQUE

6 ovejas muertas y otras 10 heridas en el último ataque de lobos en Salamanca

Es el balance que ha dejado el último ataque de lobos ocurrido en Hinojosa, Salamanca, donde los depredadores atacaron simultáneamente 3 ganaderías a escasos 100 metros de las casas.
Los ganaderos se afanaban en sacar los cuerpos de las ovejas muertas. / Fotografía: La Gaceta de Salamanca Los ganaderos se afanaban en sacar los cuerpos de las ovejas muertas. / Fotografía: La Gaceta de Salamanca

Los lobos han vuelto a protagonizar uno de sus espeluznantes ataques en los que han dejado múltiples víctimas y graves secuelas, en las tres ganaderías que atacaron la misma noche en Hinojosa de Duero, Salamanca. Los rediles atacados estaban a no más de 100 y 150 metros de la localidad que estos días celebra sus fiestas patronales. Los lobos entraron y mataron durante la madrugada del domingo, al menos a 6 ovejas y dejaron en torno a 10 heridas

 

¿Perros o lobos?

 

Una de las hipótesis que han barajado es que el ataque podría ser obra de perros asilvestrados, pero para los ganaderos está muy claro quien ha sido el culpable: “Los mastines no hacen estas cosas -aseguran-, algunas de las ovejas estaban comidas y en otras se aprecia perfectamente que la mordedura es del lobo”. Las huellas del suelo son otra de las pistas que para los ganaderos resultan irrefutables, pues están hartos de ver huellas de mastín y tienen claro que se trata de huellas de lobo. 

 

Oveja muerta con mordeduras características de lobo en el cuello

 

Ahora, mientras sacan los cuerpos medio devorados fuera de los rediles, los ganaderos ven el futuro de sus rebaños con miedo, pues la gran mayoría de las ovejas se encontraban preñadas y puede que acaben perdiendo a sus retoños a causa del estrés que han sufrido durante el ataque. En el vídeo compartido por La Gaceta de Salamanca se puede ver la crudeza del ataque, cuando tras retirar los cuerpos de las ovejas muertas los ganaderos tienen que hacer frente a las ovejas heridas y agonizantes que sucumben poco a poco a sus heridas. 

 

Oveja destripada

 

Un ataque diario de lobos en Madrid 

 

Durante casi 70 años, el depredador había desaparecido por completo del centro peninsular, pero tras una recuperación lenta y progresiva, el lobo volvió a vagar por los montes de Madrid en el año 2013. El depredador colonizó la Sierra de Guadarrama y poco a poco se fue extendiendo por todos los alrededores, llegando incluso a la finca Los Arcos del Real, conocida tras la boda de la hija del expresidente del Gobierno, José María Aznar. Los atropellos de lobos han sido otra muestra de su abundante presencia, sobretodo en la carretera del Escorial, pero sin duda son los ataques diarios a ganado doméstico los que mejor testimonio están dejando de su existencia. 

 

En el año 2016 se registraron 251 denuncias por ataques a ganado, en 2017 fueron 337 y en 2018 llegaron casi hasta las 400 denuncias con un total exacto de 398. Los ganaderos ganaron todas las demandas y el presidente de Ugama denunciaba con enfado que “quieren aburrir al ganadero y ahogarle económicamente”, instando al gobierno a que tome cartas en el asunto, “queremos medidas concretas, rápidas y efectivas de prevención”. La Comunidad de Madrid destinó 3.000 euros de ayudas en el año 2013 a los ataques de lobo, pero durante el ejercicio de 2018 hicieron falta 154.000 para cubrir las pérdidas de los ganaderos.