Pasar al contenido principal
EN COLABORACIÓN CON EUROPOL E INTERPOL

Espectacular golpe al tráfico ilegal: 200 investigados y más de 2.200 especies incautadas

Anguilas europeas, marfil, zoos clandestinos o tráfico de animales vivos. En total han incautado más de 2.200 especímenes de más de 70 especies protegidas, en una macro operación en la que ha intervenido hasta la Interpol.
La Guardia Civil ha incautado animales vivos y muertos en una operación internacional contra el tráfico ilegal de especies. La Guardia Civil ha incautado animales vivos y muertos en una operación internacional contra el tráfico ilegal de especies.

El tráfico ilegal de especies es el “tercer tipo de delito que más beneficio reporta tras el tráfico de drogas y el de personas” tal y como ha explicado durante una rueda de prensa el comandante Sergio Rodríguez, perteneciente al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona). Rodríguez se explicaba en estos términos tras culminar una gigantesca operación contra este delito, que se ha saldado con 203 personas investigadas por practicar el tráfico ilegal de animales, contrabando de marfil y de animales vivos como las angulas europeas. 

 

 

En total han sido incautados 2.296 especímenes de 70 especies protegidas, a lo largo de una operación en la que ha intervenido la Interpol y Europol. Para la investigación que ahora sigue en curso, se ha empleado por primera vez la prueba del carbono 14 con el fin de determinar la antigüedad de los colmillos de elefante. 

 

Un zoo clandestino en Badajoz

 

Zoo clandestino en Badajoz

 

La Guardia Civil ha desmantelado un zoo ilegal en Badajoz, en el que han hallado 313 animales vivos para los que no poseían autorización, siendo muchos de ellos especies protegidas como el puerco-espín africano o la grulla coronada. La Guardia Civil ha reconocido que las penas por tráfico de animales no son muy severas, -muchas ni si quiera llegan al año de cárcel-, pero por otro lado, los implicados se enfrentan a condenas mayores por otros delitos. 

 

“Es más rentable que traficar con droga”, lamentaba el oficial. Pertenencia a grupo criminal, delitos de blanqueo de capitales o falsedad documental, son algunos de los delitos a los que pueden enfrentarse también los implicados, afrontando condenas de entre tres y cuatro años de cárcel a lo sumo. 

 

Tráfico de marfil y trofeos de especies amenazadas

 

Leopardo disecado incautado por la Guardia Civil

 

Durante el mes de junio, los agentes centraron su trabajo en el tráfico de marfil, enmarcando esta operación en una mucho mayor de carácter internacional contra el mismo delito, conocida como “Thunderball”. Esta ha sido la fase de mayor envergadura de toda la operación, que se ha saldado con 197 personas detenidas por tráfico ilícito de especies, contrabando o falsedad documental. Los agentes del Seprona han podido recuperar 543 piezas de marfil -tanto tallados como en bruto-, que en el mercado negro podrían alcanzar un valor 400.000 euros.

 

El Ministerio para la Transición Ecológica ha puesto a disposición de los agentes todo el material necesario para realizar la prueba del carbono 14, con el fin de determinar la antigüedad de las piezas de marfil. Es la primera vez que se realiza esta prueba en España con tales fines, pero resultará decisivo el resultado ya que en 1947 se prohibió la comercialización del marfil procedente de elefantes africanos en la Unión Europea. 

 

Oso disecado incautado

 

Además los agentes han podido incautar trofeos disecados de especies en peligro de extinción, como caparazones de tortuga carey, pieles de lince boreal y cuernos de rinoceronte africano, cuyo valor total podría ascender a más de 60.000 euros por kilo. 

 

Prueba del carbono 14 a unos colmillos de elefante

 

Más de un millón de euros por un kilo de angulas

 

Una gran parte de la operación se centró en el tráfico de angulas europeas hacia países asiáticos, para su engorde en granjas y posterior comercialización de vuelta en Europa como anguilas. Tal y como explicaba la Guardia Civil, on este tipo de operaciones se pueden obtener unos beneficios de más de un millón de euros por kilo de producto. Se han llevado a cabo más de 196 inspecciones en restaurantes y locales de alimentación españoles, en los que se han recogido muestras para su posterior análisis y detectar la angula europea. 

 

Pieles de cocodrilo incautadas

 

Entre finales de abril y principios de mayo, el Seprona centró la operación en el tráfico ilegal de reptiles de la mano de Interpol y Europol. La parte más significativa fue la detección de 76 caparazones de tortugas gigantes de Aldabra, considerada una especie protegida, que llevaba un pasajero en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona. Estos especímenes estaban valorados en 114.000 euros en el mercado ilícito. Asimismo, los agentes también se incautaron en el marco de esta operación de 113 especímenes de tortuga estrellada de Madagascar, que está en peligro crítico como especie amenazada, y ejemplares de tortuga mora, también amenazada, en las provincias de Málaga, Almería y Murcia.