Pasar al contenido principal
JABALÍES URBANOS

VÍDEO: una decena de jabalíes invade el centro de Torrelodones

Aunque suene a broma, no lo es. Los jabalíes en Torrelodones han tomado los núcleos urbanos y las calles, invadiendo todos los espacios entre los que estaba la plaza de la Iglesia, donde pudieron grabar el domingo una hembra con 9 crías.
La hembra y sus nueve crías fueron sorprendidas hozando en una de las jardineras de la calle por un vecino. La hembra y sus nueve crías fueron sorprendidas hozando en una de las jardineras de la calle por un vecino.

Los vecinos de Torrelodones, en Madrid, están acostumbrados a la presencia de jabalíes en los al rededores, pero desde hace años los suidos se han convertido en parte oficial del vecindario y su expansión no ha hecho sino aumentar exponencialmente. Los jardines, las zonas vecinales, los parques, los cubos de basura, etc. Todo es una fuente potencial de alimento para estos animales omnívoros, cuya capacidad de adaptación les permite vivir en casi cualquier parte. El problema es que su presencia no sale gratis

 

Los jabalíes son animales temperamentales, fuertes y valientes, que cuando le pierden el miedo al hombre por estar constantemente cerca de su presencia, se vuelven aún más peligrosos. Por esto las alarmas saltaban definitivamente entre los vecinos del municipio de Torrelodones este domingo, cuando un hombre que paseaba con sus perros por la zona a las 7 de la mañana daba aviso a las autoridades. 

 

Una hembra de jabalí acompañada de sus 9 rayones, -ya bastante crecidos además-, paseaban por el centro de la ciudad, junto a la plaza de la Iglesia. El vecino que dio el aviso a la Policía grabó la escena, perplejo ante lo que estaba presenciando. Las imágenes fueron luego compartidas en su cuenta de Twitter, donde además aprovechaba para dar las gracias ante la rápida intervención de los agentes.

 

Cuando la Policía local de Torrelodones llegó al lugar donde se encontraban los animales, tuvieron que tomar una decisión rápida para actuar, antes de que las calles se llenasen de gente como es habitual los domingos. Pero sobretodo apremiados por tratarse de 10 ejemplares ni más ni menos, algo que complicaba la tarea. La ventaja fue que se trataba de las 9 crías y su madre, lo que significa que donde fuese esta la seguirían todos. 

 

 

 

Los agentes se valieron del coche patrulla y el sonido del claxon para ahuyentar a los animales, empujándolos a huir hacia las zonas de monte que rodean todo el municipio y de donde no deberían haber salido. Una de las agentes además, armada con una bandeja metálica se baja del coche y continúa a pie tras ellos, golpeando la bandeja para utilizar este improvisado instrumento como herramienta disuasoria de los jabalíes. 

 

Cuando llegan los jabalíes, comienzan las desgracias

 

Las jardineras de Torrelodones aparecieron removidas y destrozadas, lo que les dejó muy claro a los vecinos que cuando los jabalíes fueron descubiertos, ya llevaban allí probablemente toda la noche comiendo a boca llena de los jardines públicos y zonas verdes. Por fortuna todo ha acabado en anécdota, pero es necesario recordar que la semana pasada falleció un joven de 20 años por un accidente con un jabalí, en una carretera muy próxima a Torrelodones. 

 

No se trata de los destrozos en los jardines, sino del peligro que conllevan para la vida humana tanto por los ataques como por los terribles accidentes de tráfico que provocan. Recordamos también que hace un par de meses una piara de 6 jabalíes atacaron a un niño de 4 años y terminaron matando al perro de este, que se metió a defender a su dueño. El animal pagó con su vida el tiempo extra que necesitaron para rescatar a su pequeño amo, una desgracia que no será la última si no se toman medidas para regular las poblaciones de jabalí y rebajar sus densidades en las zonas urbanas que han invadido.